El Banco de España advierte sobre el «alto riesgo» de las criptomonedas. ¿Es cierto?

En el mundo de hoy, toda autoridad es sospechosa. Por ende, para muchos, las advertencias del Banco de España en torno a las criptomonedas se interpretan como un ataque más del sistema. Se toma la actitud defensiva, porque ahora todo es una gran “conspiranoia”. No vivimos en tiempos normales. Las advertencias son ataques. Las opiniones ofenden. Y todo es una gran pelea entre grupos. Lo único verdadero es lo que proviene de nuestro bando. Todo lo demás es mentira. Pero, hagamos una excepción en este caso, y escuchemos de buena fe lo que el Banco de España ha dicho recientemente sobre las criptomonedas. Pretendemos por un segundo que no son el enemigo dándole el beneficio de la duda. ¿Las criptomonedas son de “alto riesgo”? 

El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han emitido un comunicado conjunto alertando sobre la extrema volatilidad, la complejidad y la falta de transparencia de las criptomonedas. La subida del precio ha sido impulsada por el entusiasmo de los compradores. Muchos han hecho mucho dinero en los últimos meses. Pero estas instituciones españolas sintieron la necesidad de hacer un llamado de prudencia para proteger a los pequeños inversores que pueden estar entrando ahora bajo falsas expectativas. 

Sigue leyendo: ¿Por qué Jeff Bezos no adoptó Bitcoin?

Bitcoin es un activo basado principalmente en la fe. Si hay fe, hay valor. El optimismo impulsa el precio y las dudas generan su caída. Es un excelente activo, pero su valor depende bastante de elementos subjetivos. Lo que quiere decir que esta comunidad cuenta con muchos actores serios, pero también cuenta con la inevitable presencia de muchos charlatanes. Es decir, muchos participan activamente en la propaganda engañosa para atraer nuevos inversores. En las redes, escuchamos muchas cosas sobre Bitcoin. Y casi todo lo que escuchamos es bueno. Bitcoin es de las mil maravillas. Y en poco tiempo seríamos todos multimillonarios. Si alguien dice lo contrario, es un infiltrado prosistema. Se vende Bitcoin como la última Coca-Cola en el desierto, pero no se orienta al nuevo inversor adecuadamente. 

Muchos de los supuestos criptoinfluencers de moda lo que hacen es publicar predicciones optimistas del precio. La idea es crear hype para que Bitcoin suba de precio y de ese modo obtener una jugosa ganancia. Pero no se dedica tiempo suficiente para educar al inversor inexperto. Lo que normalmente ocurre es que el inversor inexperto llega tarde y compra en sobreprecio. Luego, vende durante la caída producto del pánico. Los propagandistas ganan dinero con esta movida y el nuevo inversor pierde debido a su ingenuidad. Muy pocos se toman el tiempo necesario para explicar este fenómeno a los nuevos. 

Cuando se habla de un activo de “alto riesgo”, no se habla de que el activo sea malo per se. En contexto financiero, el riesgo normalmente significa volatilidad. En otras palabras, grandes subidas y grandes bajadas. O sea, grandes ganancias y grandes pérdidas. Invertir en un activo de “alto riesgo” es viable. De hecho, puede ser sumamente rentable. Sin embargo, lo prudente es tomar todas las medidas necesarias para protegerse. Lo aconsejable es colocar solo una porción limitada de nuestro capital. Y no utilizar crédito. O sea, invertir solo con capital de riesgo. Y, por supuesto, estar preparados para la volatilidad. El éxito está en tener la cabeza fría. 

Sigue leyendo: El toque mágico de Elon Musk: ¿Genio o charlatán?

Ahora todos quieren invertir en Bitcoin, porque está de moda. La gente asume que seguirá subiendo para siempre y compra con emoción. Sin embargo, Bitcoin sube y baja. Los perdedores normalmente compran alto por codicia y venden bajo por miedo. Así se pierde dinero con Bitcoin. El problema es la impaciencia. Por muy increíble que parezca, en lo personal conozco a más gente que ha perdido con Bitcoin que gente que ha ganado. Solo la impaciencia puede hacer que se pierda dinero invirtiendo en el activo más rentable de los últimos tiempos. 

La paciencia es la virtud más importante para el inversor. Sin embargo, en las redes lo que se vende es la ganancia rápida. Bitcoin no es un “refugio seguro”. Bitcoin es un activo de “alto riesgo” debido a su gran volatilidad. Es un excelente activo, si se toman las previsiones necesarias. Es muy buena idea invertir en Bitcoin, pero debemos reducir el riesgo con estrategias inteligentes. De lo contrario, podemos perder dinero. Twitter y Youtube no son buenos consejeros. ¡Ojo!

El riesgo también se relaciona a la complejidad de este mercado. Tenemos a los propagandistas vendiendo narrativas inadecuadas buscando subir el precio con engaños. Pero también tenemos un mercado fragmentado y de poca liquidez. Hay muchas plataformas, muchos términos nuevos, y muchos detalles técnicos de difícil compresión. Eso, en cierto modo, representa una barrera entre los expertos y los neófitos. Lo que indudablemente es una gran ventaja para los conocedores. En otras palabras, para tener éxito en la inversión de criptomonedas hay que saber del tema. El éxito por suerte es la excepción. 

Otro gran problema es la falta de información. Es sumamente difícil tomar buenas decisiones sin buena información. Y, en este mercado, casi todo es una suposición. O, mejor dicho, casi todo es especulativo. ¿Cuántos usuarios de Bitcoin somos? ¿Quiénes son sus principales tenedores? Bueno, no lo sabemos a ciencia cierta. Lo que tenemos son estimados, conjeturas, y suposiciones. 

Sigue leyendo: ¿Es buena la avaricia? ¿Acaso Gordon Gekko tenía razón?

Todas estas supuestas fallas de Bitcoin son también su fortaleza. Su volatilidad, su complejidad y su poca información crean las condiciones necesarias para su alta rentabilidad. Los inversores tempranos de Bitcoin asumieron un gran riesgo. Por asumir ese riesgo, hoy están cosechando grandes ganancias. Hoy el riesgo es menor, por ende, la ganancia será menor. Aún es un activo de alto riesgo, pero ese riesgo es relativo. El Bitcoin de hoy es más seguro que el Bitcoin de ayer. Pero el Bitcoin de hoy todavía es más riesgoso que el oro o el S&P 500. 

No hay que ver las advertencias del Banco de España desde miedo sino desde la prudencia. Los argumentos son válidos, pero eso no significa que Bitcoin como inversión sea una mala idea. Significa que se puede invertir, pero con cautela. Bitcoin es una opción, pero en paralelo se deben tomar medidas para reducir el riesgo. No es una muy buena idea colocar todo el capital en un solo activo. No es muy buena idea comprar con crédito. Y no es buena idea invertir con dinero que vamos a necesitar. Tampoco es muy conveniente invertir con impaciencia. Lo mejor es entrar con no muy altas expectativas. Si compras bien, esperas lo suficiente y solo vendes por encima del precio de entrada, la inversión irá bien. El principal riesgo yace en nuestra inmadurez como inversor.