El auge de la adopción cripto en África provoca preocupación sobre la reglamentación

En 2020 se ha producido una aceleración de la adopción de la criptomoneda en Africa, el continente se ha convertido en la segunda región más grande del trading entre pares (P2P), y dos naciones africanas han sido clasificadas entre las ocho primeras del índice de adopción de criptomoneda de Chainalysis.

Sin embargo, el auge del crecimiento ha atraído la atención de los reguladores financieros de África, lo que ha suscitado la preocupación de que una precipitación por introducir una supervisión rigurosa podría sofocar la innovación en la industria cripto local.

Nigeria ha encabezado el crecimiento del continente en 2020, registrando volúmenes semanales de P2P por valores entre 5 y 10 millones de dólares, seguida de Kenia y Sudáfrica con entre 1 y 2 millones de dólares semanales cada una.

En una entrevista con Cointelegraph, un representante del principal exchange P2P, Paxful, afirmó que África ha sido su región de mayor crecimiento en 2020, señalando que también se ha producido un importante crecimiento en economías más pequeñas como Ghana y Camerún.

Exchanges centralizados también han informado de un repunte en el trading, y Luno informó de un volumen combinado de 549 millones de dólares de clientes nigerianos y sudafricanos el mes pasado, lo que supone un aumento del 49% en comparación con el comienzo de 2020. El exchange también señala que el registro de nuevos clientes ha aumentado en un 122% desde el cuarto trimestre de 2019 hasta el segundo trimestre de 2020.

Marius Reitz, director general de Luno para África, dijo a la publicación empresarial Quartz que la creciente demanda de criptomonedas está siendo impulsada por los beneficios que la moneda virtual ofrece sobre el notorio y exclusivo sector bancario local.

Reitz señala que los activos cripto están adquiriendo cada vez más popularidad entre la gran comunidad de trabajadores de África que viven lejos de sus países de origen, y que las elevadas comisiones sobre las divisas en todo el continente están impulsando a estos migrantes a explorar los activos cripto.

«La demanda que vemos ahora es el resultado de los desafíos que la gente experimenta en toda África».

El exchange BuyCoins, con sede en Lagos, también ha presentado un crecimiento de «personas que tratan de mover dinero dentro y fuera del país», y este año el exchange ha recibido 110 millones de dólares en volumen de criptomoneda, lo que supone un aumento con respecto a los 28 millones de dólares que recibió durante todo el año 2019.

Sin embargo, la creciente popularidad de la criptomoneda también ha dado lugar a un mayor escrutinio reglamentario, dado que los legisladores africanos analistas parecen estar divididos sobre la mejor manera de responder al fenómeno de la criptomoneda.

En abril, los reguladores sudafricanos propusieron reglamentos que impondrían requisitos estrictos en materia de licencias y supervisión, pero que no reconocen los activos de la criptomoneda como moneda de curso legal. La semana pasada, la Comisión de Valores y Bolsa de Nigeria (SEC) propuso directrices que tratarían todos los activos cripto como valores por defecto.

Stephany Zoo, del exchange Bitpesa, con sede en Kenya, acogió con satisfacción las protecciones al consumidor que se derivarán de una mayor regulación. «Es importante que el espacio sea regulado y guiado adecuadamente por las autoridades financieras para asegurar la confianza y la protección del consumidor«, dijo.

Pero Reitz advirtió que una regulación apresurada y severa podría acabar con la innovación dentro del sector:

«Lo que nos gustaría ver es un enfoque por fases. Puede ser muy fácil para los reguladores querer regular todo el sector desde el principio, pero podría sofocar la innovación». Una vez que los gobiernos regulen mejor, habrá más posibilidades de abrir la integración con la infraestructura financiera tradicional y habrá también una mayor adopción masiva».

No dejes  de leer: