Ejecutivo que engañaba a sus clientes utilizando «jerga cripto» se declaró culpable de defraudar 3.25 millones de dólares

El Departamento de Justicia (DoJ) de los Estados Unidos anunció que el 1 de octubre el director de la empresa de custodia de criptoactivos, Volantis Market Making, se declaró culpable de fraude de productos básicos por un valor que supera los USD 3.25 millones.

El ejecutivo de Volantis, Jon Barry Thompson, de 49 años, hizo falsas declaraciones a una empresa a la que solicitó USD 3.25 millones para realizar compras de Bitcoin (BTC) supuestamente «sin riesgo» a través de una tercera empresa durante junio y julio de 2018.

A pesar de que Thompson afirmó que no se desprendería del dinero hasta después que la tercera empresa entregara el BTC, la Fiscal Federal en funciones de Manhattan, Audrey Strauss, descubrió que:

«Thompson envió el dinero a un tercero sin recibir primero el Bitcoin, y el dinero nunca fue recuperado».

El Departamento de Justicia señaló que Thompson afirmó falsamente que la transacción se resolvería mediante un «proceso de intercambio atómico» y mintió a la empresa durante varios días sobre el estado de sus fondos y la criptomoneda, que al final ninguno de los fueron devueltos.

Thompson se declaró culpable de un cargo de fraude de productos básicos, que conlleva una sentencia máxima de hasta 10 años en prisión. Thompson se enfrentará a la sentencia el 7 de enero de 2021.

Thomspon fue acusado en septiembre de 2019 de cuatro cargos de fraude relacionados con los USD 7 millones que Volantis presuntamente estafó a dos clientes diferentes, incluyendo el cargo del que acaba de declararse culpable. En el acta de acusación, el Subdirector encargado del FBI, William Sweeney Jr., enfatizó que Thompson utilizó intencionalmente «jerga cripto nativa» para confundir y, en consecuencia, aprovecharse de su víctima:

«Usando frases y terminología que las empresas víctimas no entendieron, él supuestamente se aprovechó de la ignorancia que mostraron sobre criptomonedas».

Las autoridades de los Estados Unidos ampliaron recientemente los esfuerzos de la policía internacional para combatir el fraude de criptoactivos, tomando medidas contra las distintas estafas localizadas en Rusia y Malasia el mes pasado.

Sigue leyendo: