¿Cuáles son los mitos más comunes sobre Bitcoin?

¿Invertir en Activos Digitales como Bitcoin es seguro? ¿El Bitcoin tiene respaldo? Éstas son sólo algunas de las preguntas que más se sobre criptomonedas. Carlos Mosquera, CEO de Solidus, compartió con Cointelegraph en Español algunas respuestas a dudas comunes que existen sobre Bitcoin, refutando mitos.

“Bitcoin ha sido declarado muerto casi 380 veces desde su creación en 2009. Su crítica constante ha logrado crear muchos mitos que dan una mala imagen al público que no ha tenido oportunidad de aprender de este nuevo activo”, explicó Mosquera.

Mitos sobre Bitcoin

A continuación, seis mitos sobre Bitcoin, y los fundamentos que refutan esos mitos, según Carlos Mosquera: 

1) Bitcoin expone tu información personal

Falso. Si bien tus transacciones quedan registradas en la dirección bitcoin que usas como pseudónimo, ni el emisor ni el receptor necesitan conocerse -como sí ocurre con una tarjeta de crédito o débito-. Esto quiere decir que una transacción bitcoin es anónima y ningún tercero puede ver los datos personales de los involucrados.

Entonces, aunque Bitcoin no es completamente una transacción privada puesto que existe un registro de la cantidad de dinero y fecha de los movimientos, no se revela más información a terceros. Y es gracias a su transparencia y que no es del todo una transacción privada, pero sí anónima, que se evitan el fraude, el robo y la manipulación de terceros.

2) Bitcoin sólo lo usan los hackers y criminales cibernéticos

Falso. Debido a la transparencia de las transacciones con Activos Digitales como Bitcoin y su naturaleza abierta con la cual los movimientos son rastreables hasta cierto punto, los delincuentes digitales tienen dificultades para convertir estos fondos bitcoin en dinero fiat –el dinero actual que sirve como moneda de intercambio-.

De hecho, aunque lamentablemente en sus inicios este Activo Digital fue asociado con el caso de la plataforma de la darknet Silk Road donde lo usaban como medio de intercambio –pero que bien pudo ser una tarjeta de crédito convencional u otra moneda–, posteriormente Bitcoin contribuyó al cierre de uno de los sitios web de pornografía infantil más grandes del mundo al facilitar el rastreo de las direcciones en un servidor darknet.

Y la realidad es que los fraudes, el lavado del dinero y las transacciones de bienes ilícitos pueden ocurrir con cualquier moneda de intercambio, pero a Bitcoin se le ha creado mala fama y se han exagerado, sin fundamento, los casos de su mal uso sólo para desacreditarla. Incluso, con las monedas tradicionales ocurren más fraudes en comparación con Activos Digitales: el sitio web Messari revela que, por cada dólar gastado en Bitcoin para operaciones de la darknet, se lavan criminalmente USD 800 en el sistema bancario convencional.

Además, un estudio realizado por la firma de ciberseguridad Elliptic muestra que menos del 1% de todas las transacciones de Bitcoin tienen orígenes criminales pues sólo el 0.61% del dinero que ingresó a los servicios de conversión durante los cuatro años analizados provino de fuentes ilícitas, y la mayor proporción (1.07%) se observó en 2013.

3) La red de Bitcoin sufre muchos ataques cibernéticos

Falso. Aunque sea común relacionar los hacks y estafas de intercambios con la naturaleza intangible y digital de los Activos Digitales, hay que entender que los piratas informáticos aprovechan las fallas de seguridad propias de las plataformas donde se realizan las transacciones, pero no tiene que ver en sí con la red de Bitcoin.

De hecho, el Blockchain de Bitcoin nunca ha sido hackeado, pues su red P2P (peer-to-peer) trabaja bajo un sistema distribuido y descentralizado, que es resistente a falsificaciones, fallos y ataques informáticos.

4) Bitcoin no tiene el respaldo de nadie

Falso. Ante esto, primero hay que destacar que el dinero moderno está respaldado únicamente por la promesa de los gobiernos y bancos en las economías únicamente, y son estos «administradores de dinero» del mundo quienes han creado últimamente más “burbujas” en más clases de activos en la historia financiera global. Pero este dinero fiat, aceptado mundialmente, en sí, sólo es un medio de pago y una medida de valor, pero no equivale a una reserva de riqueza, como lo fue el oro y la plata.

Los billetes y monedas tienen valor hoy porque nos vemos obligados a usarlos como forma de intercambio impuesta, mientras el gobierno continúa devaluando su valor frente a nosotros, sin que podamos hacer nada.

Entonces, ¿cuál es la diferencia? Bitcoin es una moneda de intercambio, veloz y con tarifas bajas, apta para un mundo moderno interconectado a nivel global, que no es administrado de forma centralizada y que tiene un suministro limitado a 21 millones.

Bitcoin tiene el respaldo de millones de personas que aceptan su valor, pero, además, de toda la inversión que le precede hecha por grandes compañías que van desde Goldman Sachs, Morgan Stanley, Paypal, Square Inc, hasta Fidelity, pasando por IBM y NYSE/ICE, Tesla, Microstrategy, Massmutual y sin dejar de lado compañías tecnológicas, como Intel, Samsung y HTC, que destinan miles de millones de dólares en infraestructura para respaldar el sólido ecosistema de Bitcoin, así como las principales instituciones financieras que continúan realizando inversiones considerables en la industria y las verticales de la cadena de valor de este Activo Digital.

5) Un gobierno puede suspender el uso de Bitcoin

Falso. Ni siquiera el gobierno de Venezuela logró evitar su uso y por eso optó por regularlo más que suspenderlo. Y aún cuando países como Afganistán, Arabia Saudita, Vietnam, Argelia, India y algunos otros han impulsado su prohibición, es casi imposible hacerlo puesto que, prácticamente, para detener la red de Bitcoin los gobiernos tendrían que apagar internet. 

Bitcoin opera con una red descentralizada en la que miles de personas en distintas partes del mundo contribuyen a ésta con uno o varios mineros –individuos o grupos de personas en todo el mundo que registran las transacciones y las aseguran en el Blockchain de la red de Bitcoin– procesando todas las transacciones en cada bloque, y depende de los mineros verificar las transacciones, pero sin una autoridad central como pasa con los bancos o los gobiernos. 

Entonces, con la clave privada de una billetera de Bitcoin, no hay forma de que alguien pueda congelar tus fondos ni suspender transacciones o bloquear tu cuenta.

6) Bitcoin es una empresa de inversión

Falso. Ni empresa de inversión ni broker. Tampoco es como Paypal o Visa. Bitcoin es una red y es un Activo Digital que funciona gracias a la participación de actores independientes en todo el mundo que ejecutan nodos, manteniendo un registro de toda la cadena de bloques, los extraen, desarrollan software y realizan transacciones, creando el mercado.

Sin una autoridad central, nada puede ser alterado en la red; además, cualquiera tiene la libertad de auditar el código fuente que es abierto directamente.

Conclusiones

Mosquera reflexionó: “Todos estos mitos son falsos y dan una mala imagen de Bitcoin al público en general. Es por eso que en Solidus nos preocupamos por tratar de lograr la mejor comprensión de su tecnología y naturaleza disruptiva, como una nueva clase de activo de innegable relevancia mundial y que representa una buena oportunidad para invertir.”

Te puede interesar: