Cómo Solana y Cardano están abriendo nuevas vías para el crecimiento de los NFT

El término «propiedad digital» sólo empezó a significar algo recientemente. Aunque los tokens no fungibles (NFT) existen desde hace tiempo, es en los últimos dos años cuando captan la atención de los medios de comunicación. Sólo en el tercer trimestre de 2021 se registraron más de USD 10,000 millones en volumen de transacciones de NFT en distintas redes blockchain, un aumento sustancial con respecto a los USD 1,200 millones del segundo trimestre.

Los NFT son activos digitales únicos que representan la propiedad. Como prueba de propiedad, los NFT se extienden desde cosas como el arte y los coleccionables digitales hasta los bienes inmuebles y otros activos físicos. Esto está provocando un cambio tectónico en una amplia gama de industrias, mejorando la eficiencia de la transferencia de la propiedad y abriendo nuevos caminos en términos de lo que los activos digitales pueden ofrecer.

Según Jonathan Choi, director de inversiones de Metaplex (el protocolo de Solana que estableció normas abiertas para la emisión y propiedad de activos digitales on-chain), aunque los NFT están ganando adeptos entre el público general para las fotos de perfil, las obras de arte y los coleccionables, la tecnología que hay detrás de los NFT es mucho más significativa.

«Los NFT pueden servir para una gama mucho más amplia de casos de uso, incluyendo la representación de la propiedad de activos físicos como bienes inmuebles, préstamos, artículos de lujo y otros activos digitales como audio, archivos, títulos o certificados», dijo a Cointelegraph.

Al igual que la mayoría de las plataformas en el espacio de las finanzas descentralizadas (DeFi), la mayoría de los proyectos basados en NFT se construyeron en la blockchain de Ethereum, y es comprensible. Ethereum es la cadena de bloques con contratos inteligentes que lleva más tiempo activa en todo el mundo y, sobre todo, los vendedores de NFT quieren tener un público.

Más allá del dominio de Ethereum

Sin embargo, el papel de Ethereum en el crecimiento de la industria de los NFT es mucho mayor que el de una mera plataforma de alojamiento. De hecho, podría decirse que fue el ahora icónico estándar de tokens ERC-721 el que puso en marcha la revolución de los NFT en primer lugar. CryptoKitties se lanzó hace casi media década, y aunque la plataforma fue muy popular en su lanzamiento, quizás no había tenido en cuenta las limitaciones que planteaban las blockchains en aquel momento.

La congestión de la red y las imprevisibles, y a veces absurdas, elevadas tarifas de gas alejaron a muchos jugadores del espacio NFT, pero esto ya no es así. Equipos como Axie Infinity y Decentraland están llevando la narrativa de NFT y GameFi más lejos que nunca. Sin embargo, con una hoja de ruta indefinida para la actualización de Ethereum 2.0 y sus actualizaciones de escalabilidad, no todos los proyectos están convencidos de que sea el mejor lugar para establecerse.

Los propia CryptoKitties ha anunciado que se trasladará a su propia cadena de bloques Flow, alegando problemas con el limitado rendimiento de Ethereum y las elevadas tarifas. Aunque la plataforma no es el goliat de NFT que fue, es una marca icónica para el espacio, y su salida de Ethereum podría llevar a más proyectos a otras redes.

«Ethereum siempre será una cadena de primera para lanzar NFTs y tiene una de las comunidades más vibrantes en cripto, pero debido a algunas de sus limitaciones, todavía habrá desafíos y preocupaciones para audiencias más amplias y desarrolladores», agregó Choi.

En particular, redes como Cardano y Solana están haciendo incursiones en el ámbito de los NFT, con Solana incluso lanzando un fondo de USD 5 millones este año para embarcar a los creadores y sus fans en su ecosistema. Solanart, la plataforma de NFT más popular en la blockchain de Solana, está haciendo olas con los usuarios en el espacio, produciendo colecciones como Degenerate Ape Academy, SolPunks, Aurory y más, con cientos de millones de dólares negociados.

«Hay mucho potencial con los NFT y ahora mismo, estamos viendo la exploración de lo que es posible», dijo Frederik Gregaard, CEO de la Cardano Foundation, a Cointelegraph. «Por ejemplo, en las finanzas descentralizadas, los NFT podrían ser utilizadas para implementar mecanismos de seguridad que garanticen la singularidad de las transacciones, la corrección de cada orden enviada y para prevenir ataques de front-running».

También mencionó otros casos de uso técnico dentro de los ecosistemas de blockchain, incluyendo su uso como mecanismo de control de acceso para utilidades y activos en blockchains públicas y la capacidad de garantizar la singularidad de una app descentralizada (DApp) de eUTXO. «Fuera del ecosistema inmediato, existe un potencial de adopción masiva de los NFT cuando se trata de los derechos de propiedad de los individuos y las comunidades», añadió.

Aunque Cardano no está entrando en los NFT con tanta audacia como Solana, está haciendo progresos. Tras el éxito de la bifurcación dura Alonzo de la red, que permitió los contratos inteligentes, CardanoKidz se lanzó este año como el primer proyecto de NFT en Cardano. El mes pasado, SpaceBudZ consiguió realizar la primera venta de NFT por más de un millón de dólares en la red.

Antes de que los contratos inteligentes entraran en funcionamiento en la red, los usuarios podían acuñar y vender NFT sin una dirección de contrato, aunque propiedades como los metadatos no podían transferirse a través de la cadena de bloques. La incorporación de los contratos inteligentes atrajo a muchos más usuarios a la plataforma, lo que ha provocado un aumento del interés por los NFT en Cardano. Sin embargo, tras la introducción de la Propuesta de Mejora 25 de Cardano, la blockchain cuenta ahora con un estándar de metadatos NFT definido para sus tokens nativos.

Esto resolverá varias cuestiones relacionadas con la identidad, la autenticación y la gobernanza de los NFT en la red. Las representaciones anteriores de NFT también pueden destruirse una vez que se transfiera la propiedad, lo que añade un nuevo nivel de exclusividad. Con tanto trabajo realizado en estas plataformas para competir con Ethereum en el espacio de los NFT, a la plataforma de contratos inteligentes reinante le espera, sin duda, cierta competencia.

Joven, mudo y no tan roto

Las redes blockchain de capa uno, como Solana y Cardano, ofrecen una alternativa a los elevados costes de transacción que afectan a la red Ethereum, al tiempo que reducen las barreras de entrada para un público más amplio. Estas plataformas también están increíblemente bien posicionadas entre los desarrolladores que construyen en Web3, ya que factores como el coste, la velocidad y el crecimiento de la comunidad son vitales durante las etapas de desarrollo, especialmente para los proyectos más nuevos.

Además, dado que la interoperabilidad se está convirtiendo en el próximo objetivo de las blockchains, podríamos empezar a ver cómo se lanzan proyectos en diversas plataformas, para luego tender puentes hacia Ethereum y aprovechar su gran base de usuarios. Sin embargo, a pesar del enorme aumento de la popularidad y la adopción de los NFT, todavía queda un largo camino por recorrer antes de que esta tecnología se utilice globalmente en todos los sectores.

Tor Bair, fundador de la organización sin ánimo de lucro centrada en la privacidad Secret Foundation, declaró a Cointelegraph: «Los NFT actuales se parecen más a los recibos tontos que a la propiedad inteligente, sin control de acceso nativo ni privacidad para el contenido o los compradores. Si podemos resolver estos problemas, veremos cómo los NFT se expanden para representar billones de dólares en arte, contenido y activos físicos y financieros».

También afirmó que las distintas redes blockchain tendrían que ofrecer nuevos casos de uso y espacios de diseño creados por su funcionalidad única para triunfar junto a Ethereum en este espacio, ya sea a través de la privacidad de datos nativa, la mejora de la escalabilidad o la interoperabilidad global. A largo plazo, tanto Solana como Cardano podrían convertirse en plataformas mucho más utilizadas en el ecosistema NFT, lanzando productos únicos en sus redes para atraer a los usuarios.

Justo este mes, el mundialmente famoso DJ Steve Aoki lanzó una colección de NFT en Solana en colaboración con el legendario artista de cómics Todd McFarlane, marcando la primera vez en más de 30 años desde la última vez que autorizó arte original para la venta, digital o física.

Además, Cardano y Solana no son las únicas redes blockchain de capa uno que se adentran en los NFT, con otras plataformas destacadas como Polkadot, Flow y Wax que impulsan la tecnología a nuevos públicos.

«Los NFT son como la membresía de un club de golf en comparación con las criptodivisas, que son más como dinero líquido», dijo a Cointelegraph Abhitej Singh, cofundador de la plataforma DeFi Persistence, con sede en Cosmos. Según él, convertirse en miembro de un club de golf está sujeto a todo tipo de factores, como la pertenencia temprana, la exclusividad, la comunidad y otros elementos que el dinero líquido por sí solo no puede proporcionar.

«La escasez y la exclusividad se traducen en un alto coste de afiliación tanto social como económico para los nuevos miembros», añadió.

Con la llegada de nuevos protocolos como Flow, Solana y Cardano, las complicaciones de la Web 3.0 se están abstrayendo, y en los próximos años, los NFT podrían surgir como una de las mayores utilidades de la tecnología Blockchain, y no sólo en la red Ethereum.

Sigue leyendo: