Coca-Cola adopta DLT y Ethereum para mejorar la eficiencia de la cadena de suministro

Coke One North America, o CONA, socio de la mayor empresa embotelladora de Coca-Cola con sede en los Estados Unidos, utilizará el Baseline Protocol para aumentar la transparencia y reducir los inconvenientes en las «transacciones de la cadena de suministro entre organizaciones».

En el marco del proyecto, CONA se asociará con empresas de tecnología de registros distribuidos, así como con Unibright y Provide, los miembros fundadores del Baseline Protocol, para establecer un «puerto de embotellamiento de Coca-Cola», que permita agilizar las transacciones tanto entre los proveedores de embotellamiento internos como entre los proveedores externos de materias primas.

Los embotelladores de Coca-Cola amplían la adopción blockchain 

El 3 de agosto, Unibright anunció los planes de CONA para expandir su uso de la tecnología blockchain a través de su cadena de suministro.

El anuncio señala que las 12 mayores embotelladoras norteamericanas de Coca-Cola comenzaron a utilizar el año pasado una plataforma blockchain basada en Hyperledger Fabric para la gestión de la cadena de suministro interna, lo que impulsó una mayor «transparencia y eficiencia» en las intrincadas cadenas de suministro de las embotelladoras.

El nuevo proyecto permitirá a CONA ampliar el uso de la DLT más allá de su red interna para incorporar a proveedores externos, como los vendedores de materias primas que distribuyen latas y botellas.

Además de facilitar el registro de datos sensibles y la «compleja automatización de los procesos empresariales entre organizaciones», en el anuncio se señala que el Baseline Protocol puede desplegarse para los casos de usos de token de activos y de financiación descentralizada

CONA espera publicar los resultados en el cuarto trimestre

Los datos se «basarán» en la red principal de Ethereum (ETH) para crear «una red de integración integrada, privada y distribuida» para CONA.

Hablando con Cointelegraph, el desarrollador de ConsenSys y cofundador del Baseline Protocol, John Wolpert, describió al «baselining» como «una técnica para usar la red principal pública de Ethereum para mantener la consistencia entre los diferentes registros y sistemas de registro»

Baselining utiliza la red principal como «middleware», o software intermedio, para verificar la autenticidad de los datos, mientras que se emplean pruebas de conocimiento cero para garantizar que los datos de las entidades que participan en el protocolo no puedan ser accedidos por otros participantes de la red.

El Baseline Protocol fue lanzado en marzo de este año por Microsoft, Ernst & Young y ConsenSys.

Se espera que los resultados iniciales se presenten durante el cuarto trimestre de 2020, y Unibright está tratando de demostrar que las pruebas de conocimiento cero pueden aplicarse a los procesos comerciales normalizados, que los datos procesados por baselining pueden utilizarse para eliminar los problemas de coordinación y que se puede utilizar la facturación tokenizada.

No dejes de leer: