China obtiene su primera plataforma de licitación de recursos públicos basada en blockchain

La ciudad de Kunming, en la provincia china de Yunnan, ha completado el desarrollo y las pruebas internas de la primera plataforma de licitación de recursos públicos del país, basada en una bockchain.

La licitación de recursos públicos es un método utilizado por los gobiernos para asignarles grandes recursos a las empresas de los sectores público y privado que prometen completar un proyecto determinado.

Apodada «Kunyilian», la plataforma de licitación utiliza el sistema blockchain como servicio de Tencent y tiene por objeto resolver los problemas que plantea el proceso de licitación de recursos públicos actual. Se espera que ayude a autenticar la credibilidad de las entidades centrales que participan en el proceso de licitación y agilizar el intercambio de datos y la seguridad.

Durante la prueba piloto de la plataforma, se registraron casi 60,000 certificados blockchain relacionados con los datos oficiales de la licitación. Ahora tiene como objetivo prestar sus servicios a las más de 30,000 entidades licitadoras de recursos públicos de Kunming.

El desarrollo de la plataforma forma parte de la iniciativa de China de fomentar su innovación tecnológica mediante inversiones en tecnologías nuevas y emergentes.

China va a toda máquina en cuanto a la tecnología blockchain

Las empresas tecnológicas chinas, así como los gobiernos estatales y nacionales, están invirtiendo cada vez más en la industria blockchain y de criptomonedas. Gigantes de la tecnología y de Internet como Tencent y Alibaba están liderando la innovación en este espacio con el pleno apoyo de los actores gubernamentales.

Las empresas chinas ya estaban superando a otras en el número de patentes blockchain registradas a sus nombres cuando Tencent recientemente presentó más patentes nuevas relacionadas con aplicaciones de consumo basadas en cadenas en bloque, dispositivos de hardware y sistemas de almacenamiento de medios.

Cointelegraph informó el 22 de junio que China había completado el desarrollo del “backend” de la moneda digital de su banco central y que actualmente la estaba probando para casos de uso comercial.

No dejes de leer: