Brutales y despiadadamente estrictas: así son las medidas del regulador financiero de Singapur contra las criptomonedas

El regulador financiero de Singapur y el banco central han prometido ser «brutales y despiadados» con cualquier «mal comportamiento» del sector de las criptomonedas.

Los comentarios provienen del jefe de fintech de la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS), Sopnendu Mohanty, que explicó en una entrevista que «si alguien ha hecho algo malo, somos brutales y despiadados».

También respondió a la retórica de ciertos participantes en el mercado de las criptomonedas que han criticado al regulador por no ser lo suficientemente compresivo con las criptomonedas y, en cambio, han cuestionado la legitimidad del mercado, diciendo:

«Muchos entusiastas de las criptomonedas han cargado contra nosotros por no ser amigables, mi respuesta ha sido: ¿Amigables para qué? ¿Amigables para una economía real o amigable para una economía irreal?»

El jefe de fintech cree que el mundo está «perdido en la moneda privada» y es la causa de la mayor agitación del mercado. Mohanty añadió que la ciudad-estado promulgó un proceso de diligencia debida «extremadamente draconiano» y «dolorosamente lento» para la concesión de licencias a las empresas de criptomonedas en respuesta a la postura conservadora del regulador hacia las criptomonedas.

Singapur introdujo la concesión de licencias para las empresas de criptomonedas en enero de 2020 y ha sido estricto en cuanto a las empresas que pueden recibir una. Cointelegraph informó en diciembre de 2022 de que la MAS había rechazado la aprobación de más de 100 licencias de empresas que lo habían solicitado.

En enero, se prohibió a los proveedores de servicios de criptomonedas colocar anuncios en zonas públicas, como el transporte, y se amplió a los sitios web públicos, así como a la prensa, la radiodifusión y las redes sociales.

La MAS está ampliando su capacidad para vigilar los negocios de criptomonedas. En abril, el regulador aprobó nuevos requisitos para que las empresas obtuvieran una licencia y se sometieran a los requisitos de lucha contra el blanqueo de capitales (AML) y financiación del terrorismo si querían prestar servicios fuera del país.

Muchas empresas de criptomonedas se establecieron en Singapur debido tanto a sus bajos impuestos como a la percepción de que la ciudad-estado era una de las mejores jurisdicciones para las criptomonedas, pero el endurecimiento normativo sugiere que eso está cambiando a medida que el país se centra en su moneda digital del banco central (CBDC).

El martes, el proveedor de sistemas de pago Mojaloop Foundation inauguró en Singapur un Centro de Excelencia (COE) para una CBDC, que cuenta con la participación de MAS en su Grupo de Trabajo y con Mohanty como asesor de consejo.

Con la apertura del COE, Mohanty cree que en tres años podría lanzarse una criptomonedas alternativa respaldada por el Estado.

El objetivo del COE es reducir los costes e ineficiencias de las plataformas de pago y los pagos transfronterizos. Mohanty consideró la medida como algo positivo por ser un «paso adelante hacia el futuro de los servicios financieros».

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.