Bitcoin no es un «refugio seguro». ¿Por qué?

En el mundo de las inversiones, el término “refugio seguro” normalmente significa bajos retornos. Claro que el lado bueno es la estabilidad. O sea, no se pierde dinero. Pero la actitud conservadora tiene un costo. No hay mucha ganancia. La inversión es segura, pero las ganancias son modestas. Aquí hay varios conceptos claves: Riesgo, volatilidad y apreciación. ¿Qué tipo de inversión es Bitcoin

En un mundo normal, una gran ganancia implica un gran riesgo. El dólar, por ejemplo, en muchos sentidos, es un refugio seguro debido a su estabilidad. Pese a los muchos argumentos presentados por sus críticos, el dólar es una moneda sumamente estable. Mucho se habla de su futuro colapso. Pero a los hechos me remito. No en vano es la moneda reserva del mundo y el instrumento favorito de los comerciantes a nivel mundial. Ah, pero pierde unos centavos con respecto a otras monedas de vez en cuando. Bueno, por supuesto que esa supuesta estabilidad es completamente relativa. Estabilidad no significa la ausencia de ciclos. 

Sigue leyendo: El precio de Bitcoin: ¿Cuáles son los pronósticos?

Ahora bien, hablemos de la inflación. Los críticos del dólar no dudan en recordarnos que hace 30 o 70 años se podía comprar con el mismo dinero más cosas que hoy. Al parecer, 2% de inflación anual es demasiado. Eso podría ser cierto. Pero ese cuento está incompleto. Porque si nos aventuramos a realizar una comparación entre el antes y después, sería un engañoso hablar exclusivamente de la inflación del dólar fuera de contexto. ¿Qué ha pasado con los mercados bursátiles en el mismo periodo? ¿Qué ha pasado por el Producto Interno Bruto? ¿Qué ha pasado con el ingreso per cápita? 

¿Cuál es el problema, entonces? Lo que realmente ocurre es que hay dos tipos de pensadores económicos. Hay un grupo que defiende el ahorro en moneda. Y hay otro grupo que defiende la inversión en activos. El primer grupo normalmente se asocia a la corriente más conservadora. Una corriente minoritaria frecuentemente encontrada en los círculos de la derecha política. El segundo grupo representa a la mayoría de las personas. Aquí debemos incluir a los responsables de la política monetaria y fiscal de las principales economías del mundo. Mientras que el primer grupo muestra la gráfica de la inflación de los últimos 100 años con alarma, el segundo grupo muestra la gráfica de los mercados bursátiles durante mismo periodo con orgullo. 

El crecimiento económico de un país no se genera con la acumulación de moneda por parte de los ciudadanos. El ahorro, una moneda dura, y una inflación negativa no son la mejor receta para una economía. O, por lo menos, eso es lo que se piensa en la actualidad. Lo que se promueve ahora es el gasto, el empleo, la producción, el crédito, y la inversión. Nos guste o no, esas son las maneras del mundo de hoy. Si hablamos de los precios del pasado, también debemos hablar de la economía en aquel momento. ¿Cuál era el Producto Interno Bruto? ¿Cuál era la tasa de desempleo? ¿Cuál era el ingreso per cápita? 

Sigue leyendo: La era de Biden: ¿Cómo invertir?

Hoy en día, la inversión es rey. El efectivo es basura. Así es el sistema. Lo que buscan las autoridades es tener un dólar (relativamente) débil y un mercado bursátil fuerte. Los ricos no acumulan dólares. Acumulan activos. Este esquema no es aceptable para muchos, pero el mundo se ha inclinado por la vía de la inversión en activos. ¿Quienes abogan por el esquema conversador? Muchos escarabajos del oro, algunos libertarios, y muchos bitcoiners. No hay nada más conservador que promover un retorno al patrón oro. Claro que eso, en el mundo de hoy, sería una verdadera locura. La deflación nos comería vivos. Sin embargo, se siguen citando teorías económicas de los años 70s para defender esas ideas. 

Más allá de los debates, tenemos una realidad. ¿Cómo funcionan las cosas hoy? En el mundo de hoy, sería muy imprudente ahorrar en moneda. Es una muy mala idea. Tener moneda es solo un mal necesario. Y solo se debe tener lo justo y necesario. El efectivo debe verse como medio de intercambio comercial.  Y como fuente de estabilidad temporal. Es decir, no es buena idea tener ahorros en dólares. Lo mejor es la inversión en activos. 

Una inflación del 2% anual no es el fin del mundo para la persona que no tiene muchos ahorros en moneda. Por lo general, las personas con cierto conocimiento financiero saben muy bien que el crecimiento debe darse por el lado de los activos. Negocios, acciones, bienes raíces, oro, bitcoin. En el fondo, muy pocos inversores se preocupan por la inflación, porque casi todo lo tienen en activos. Lo preocupante es un crash en los mercados bursátil o una caída en los precios de los activos. En el caso de un pánico, el dólar (bonos de tesoro o efectivo) es un refugio seguro (temporal). Esa no es una hipótesis mía. Es simplemente la descripción de un proceso. O sea, es lo que pasa. Nos guste o no, más allá de las críticas y problemas, la gente aún confía en el dólar.

En el mundo de las inversiones, las cosas interesantes no son “refugios seguros”. Apple, Amazon, Facebook, Netflix y Tesla nunca han sido “refugios seguros”. Ha sido excelentes inversiones. Pero la rentabilidad de estas acciones siempre ha estado estrechamente asociada a su nivel de riesgo. Es casi imposible que algo estable y seguro sea muy rentable. Lo muy riesgoso sí puede llegar a ser muy rentable. La volatilidad es una oportunidad. Pero con altibajos. En momentos de pánico, el inversor se protege en instrumentos estables, tradicionales, y seguros. En periodos de prosperidad, el inversor toma riesgos. Busca grandes ganancias en grandes aventuras. 

Ahora bien, hablemos de Bitcoin. ¿Bitcoin es como los bonos del tesoro? O, ¿Bitcoin se parece más a Tesla? No hay que ser un genio para saber que Bitcoin es un activo nuevo, volátil y riesgoso. Las personas que tenemos tiempo en eso sabemos muy bien que Bitcoin no es para cardiacos. ¿Seguridad? Esto es una montaña rusa de emociones. Con Bitcoin se pierde y se gana. Esto es adrenalina pura. ¿Refugio seguro? Eso es absurdo. 

Sigue leyendo: Argumentos en contra y a favor: ¿Es Bitcoin una burbuja?

Ahora bien, ¿Por qué se dice que Bitcoin es un “refugio seguro”? Es confuso, porque un activo tan volátil con Bitcoin es prácticamente lo opuesto a un refugio seguro. Pero los primeros inversores de Bitcoin trajeron mucha ideología al ecosistema. Entonces, aquí tenemos mucho de doctrina. Y como ocurre con la política y la religión, las pasiones normalmente se desbordan y la fantasía se mezcla con la realidad. Para algunos, Bitcoin es una propuesta para la creación de un sistema de moneda dura a nivel global. En otras palabras, para muchos, Bitcoin es más que una simple inversión. Hay una agenda política. Entonces, la aspiración, con frecuencia, se presenta como una realidad. O sea, se piensa que una moneda dura es un refugio seguro por defecto. Y se piensa que Bitcoin por ser escaso automáticamente es un refugio seguro debido a dicha escasez. Pero esa es una descripción sesgada del activo. ¿Qué nos dice la realidad? Bitcoin es un activo de alto riesgo. 

Pero, ¿qué significa eso para el inversor común?  Primero, el inversor debe tener mucho cuidado con lo que se dice en las redes sociales sobre Bitcoin. Hay mucho loco por ahí dando consejo financiero. Hay mucho dogma e ideas raras. Se podría perder dinero por seguir un mal consejo. ¡Ojo! 

En segundo lugar, debemos recordar que invertir en Bitcoin implica un gran riesgo. Puedes comprar hoy y el precio se puede desplomar mañana. Lo que quiere decir que se deben asumir todas las previsiones relacionadas con las inversiones riesgosas. No invertir con dinero prestado. No invertir con dinero que vamos a necesitar. No crearse muchas expectativas en cuanto a las fechas y a los montos. Etc. Hay que ser muy prudente con Bitcoin. Es una gran oportunidad. Pero hay que tener mucho cuidado con las narrativas fantásticas.