Aumenta la adopción de una stablecoin en una provincia rural de Corea del Sur

El condado de Buyeo en Corea del Sur, situado en la provincia rural de Chungcheong del Sur, ha sido testigo de un fuerte interés en una stablecoin local impulsada por una plataforma blockchain desde su creación a principios de 2019.

Según un informe publicado por Donga, la mayor parte de la población del condado está compuesta por residentes de edad avanzada. Los datos del censo indican que alrededor de 75.000 personas en total viven allí. En 2019, el condado creó un token llamado «Goodtrae Pay» con un costo de más de $267,000 dólares.

Lanzada para fomentar los pagos de tipo contactless 

Al cierre de esta edición, unos $48,5 millones de dólares en tokens habían sido utilizados en un esfuerzo por fortalecer la adopción de los pagos sin contacto. El sistema también utiliza una tarjeta inteligente basada en el sistema Near-Field-Communication, o NFC, cuyo objetivo es proporcionar a los residentes un método de pago incluso si no tienen un smartphone.

Las cifras publicadas por el condado de Buyeo mostraron que el 54% de sus residentes han descargado la aplicación o utilizado una tarjeta inteligente para pagar con Goodtrae Pay. Al menos el 8% de los tokens recibidos por los negocios locales aún no han sido cobrados en efectivo.

El proyecto Goodtrae Pay fue apoyado por una compañía de tecnología llamada InJoyWorks Inc., que también se animó a hacer de las tarjetas inteligentes un método de pago libre de cargos para los usuarios.

Su uso se fortaleció incluso antes de la pandemia de COVID-19

El condado aclaró que la adopción no fue impulsada por la pandemia de COVID-19. Dijeron que la tendencia alcista del activo se había disparado desde el lanzamiento de la tarjeta inteligente a finales de 2019.

Recientemente, el gobierno de Corea del Sur anunció sus planes de invertir más de $48,2 mil millones de dólares en la tecnología blockchain y en otras tecnologías de la Industria 4.0 para el 2025. El objetivo de la nación es promover la digitalización de todas las industrias en la próxima era post-pandémica.

Andong, una ciudad en la provincia de Gyeongbuk de Corea del Sur, también anunció el 7 de julio que se les concedió un permiso para operar una zona de libre comercio para el cáñamo industrial.

Sigue leyendo: