Athena confirma sus planes de llevar 1,500 cajeros de Bitcoin a El Salvador

La empresa estadounidense Athena tiene la intención de suministrar 1,500 cajeros automáticos de Bitcoin a la nueva economía basada en las criptomonedas de El Salvador, según ha confirmado un representante de la empresa.

El despliegue comenzará de forma reducida, probando unas pocas docenas de máquinas para establecer un modelo de negocio. La empresa, con sede en Chicago, tiene previsto invertir más de un millón de dólares en la instalación de cajeros automáticos de criptomonedas, centrándose en las regiones donde los residentes reciben remesas del extranjero.

Junto con la instalación de los nuevos cajeros, también contratará personal y abrirá una oficina para llevar a cabo las operaciones en El Salvador.

Actualmente, Athena opera solo dos cajeros de este tipo en El Salvador, uno en la playa de El Zonte como parte de un experimento llamado «Playa Bitcoin» que busca convertir a la ciudad en una de las primeras criptoeconomías del mundo, y el otro en El Tunco, según CNN.

El director de Athena para América Latina, Matias Goldenhörn, le dijo a Reuters que el presidente salvadoreño Nayib Bukele nos había «presentado un duro desafío de 1,500 cajeros automáticos, vamos a ir por eso, pero en fases. Somos una empresa privada y queremos garantizar que nuestro desarrollo en el país sea sostenible.»

El 17 de junio, Athena publicó sus planes de expansión en el país tras la aprobación por parte de los legisladores de un proyecto de ley para que Bitcoin fuera de curso legal. La empresa etiquetó al presidente Bukele, preguntándole si mil máquinas serían suficientes. Él respondió que su objetivo era una cifra mayor.

Goldenhörn afirmó que el modelo de negocio probablemente será diferente al de Estados Unidos, que actualmente cuenta con un total de 19,325 cajeros de BTC, según Coinatmradar.

«Inicialmente vamos a traer decenas de cajeros, (vamos a) probar cómo es el modelo de negocio en El Salvador, que probablemente será diferente al de Estados Unidos,»

El plan de adopción de Bitcoin de El Salvador ya ha experimentado desamparo por parte del Banco Mundial, que se negó a ayudar al país en su transición, citando «las deficiencias ambientales y de transparencia» asociadas con el activo digital.

El 22 de junio, Cointelegraph informó que un partido político opositor presentó una demanda alegando que la nueva ley de Bitcoin podría ser inconstitucional y perjudicial para el país.

Sigue leyendo: