La palabra alemana para valores es wertpapieren, o «papeles de valor», que pronto estarán tan desactualizadas como los traders nocturnos que dicen que están quemándose las pestañas.

Según un informe de Reuters del miércoles, el gabinete de Merkel aprobó una nueva ley que pondrá fin al requisito de tener un certificado en papel para la venta de un valor, buscando abiertamente avanzar al comercio blockchain dentro del país.

El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholtz, dijo: «El certificado en papel puede ser caro para algunos por razones nostálgicas, pero el futuro pertenece a su versión electrónica». El Ministerio de Finanzas calificó el cambio a valores totalmente electrónicos como un componente de su estrategia más amplia para adoptar la tecnología Blockchain.

Si bien el Ministerio de Finanzas alemán y BaFin, su organismo de control financiero, son algunos de los más asertivos de Europa, el país está a la vanguardia de la adopción de tokens de valor entre las principales economías. Se sabe que Börse Stuttgart está trabajando en la integración de tokens de valor, mientras que BaFin ha apoyado plataformas como Black Manta.

Sigue leyendo: