Top criptonoticias de la semana: “Recesión técnica” en EEUU, Bitcoin en Honduras, Vitalik predice el fracaso del metaverso de Facebook y más

La inflación es el resultado de una economía sobrecalentada. O sea, la demanda es demasiado alta y el suministro no ha podido dar la talla por diversas razones. En consecuencia, los bancos centrales se han visto en la obligación de subir las tasas de interés para retirar liquidez. La situación obviamente afecta las valoraciones. El objetivo de la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos, en estos momentos, es desacelerar la economía. Lo que se quiere es bajar la inflación a toda costa. Porque una economía sana necesita estabilidad en su moneda. Irónicamente, esto implica que las malas noticias son buenas noticias.

Una desaceleración económica, en circunstancias normales, no son buenas noticias porque, por lo general, significa una baja en la producción. Lo que, a su vez, implica una reducción de los ingresos. Por ende, un posible aumento del desempleo. Claro que “normal” en este contexto sugiere una tasa de inflación moderada del 2% o menor. En este momento, el contexto es diferente. Nos encontramos en circunstancias excepcionales. La economía requiere enfriarse bastante para obtener salud económica en el largo plazo. ¿Por qué? Porque la inflación es un mal de mil caras. Hay que mantener a la bestia bajo control lo más pronto posible.

La prioridad es bajar la inflación. Así de sencillo. Eso quiere decir que los bancos centrales no pueden frenar a medio camino debido a las presiones de los políticos y del público. O sea, la inflación debe bajar sí o sí. Con recesión o sin recesión. En otras palabras, ahora todo depende de los datos de inflación. La inflación debe bajar. Y esto se logra con una reducción significativa de la demanda o con un aumento significativo de la oferta. Sin embargo, me temo que los bancos centrales no tienen control sobre lo último.

Wall Street, Bitcoin y las demás criptomonedas en general se beneficiaron bastante del rally de alivio después de la última reunión de la Reserva Federal. El mercado ha asumido una interpretación más optimista de la realidad últimamente. Todo se basa en la siguiente suposición: La inflación llegó a su máximo en junio y comenzará a bajar en los próximos meses. En consecución, la Reserva volverá a bajar las tasas más temprano que tarde. O sea, ya hay una luz al final del túnel. Esta suposición cambió el sentimiento en el mercado. Lo que benefició mucho a los activos risk-on. Sin embargo, las dudas están retornando gradualmente. Los inversores están reconociendo que esta historia aún no ha terminado. Esto no se acaba hasta que se acabe. 

Ahora bien, hablemos, con ojo crítico, de las top criptonoticias de la semana.

Analistas revelan una «recesión técnica» mientras los mercados de criptomonedas se recuperan

Dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo del PIB en Estados Unidos se califican como una recesión “técnica”. Eso es correcto. Pero no es suficiente. Porque la inflación todavía es demasiado alta. Todavía el mercado laboral está demasiado caliente. Y el consumidor sigue gastando en exceso. Aún no se siente como una recesión, porque todavía la gente está de fiesta. En este sentido, no hay una recesión. Pero hay que darle tiempo al tiempo.

El mercado está asumiendo que lo peor de la inflación quedó atrás. Se piensa que la inflación llegó a su máximo en junio y ya comenzó la desaceleración. O sea, las medidas de la Reserva, al parecer, están funcionando. Lo que implica que pronto volveremos a la normalidad. Lo que es positivo para Wall Street y las criptomonedas. La recuperación relativa de los últimos días no se da, porque estamos en una recesión “técnica”. Se da, porque los inversores están asumiendo que las políticas de la Reserva están funcionando. Y esto significa que la “normalidad” está más cerca que antes.

Honduras busca atraer a los criptoinversores turistas con su nueva iniciativa Bitcoin Valley

Esto, en mi opinión, es más sobre Bukele que sobre Bitcoin. La popularidad de Bukele en América Central es innegable. Entonces, no sería descabellado asumir que los políticos de los demás países quieren un pedazo de ese pastel. O sea, imitan al sujeto para ganar capital político. Por otro lado, los comerciantes también hacen sus cálculos. Y no quieren quedarse atrás. Es decir, se vuelven creativos para mantenerse competitivos. La idea no es mala. Todo lo que atraiga inversión y turismo es positivo.

En estos casos, lo importante es no caer en extremismos. El exceso de entusiasmo puede resultar contraproducente. Por ejemplo. Si las medidas son demasiado radicales, eso puede espantar las inversiones. No es casualidad que la ley Bitcoin en El Salvador haya generado nerviosismo entre los compradores de bonos salvadoreños. Francamente, no tiene sentido tomar una medida con la intención de atraer inversiones, espantando capitales en el proceso con improvisación y radicalismo.  

El Banco Central de Honduras publicó un comunicado explicando su posición frente al uso de los criptoactivos en territorio nacional

En términos generales, el anuncio del Banco Central de Honduras es muy positivo, porque todo mercado requiere de reglas claras. En estos casos, la ambigüedad no es beneficiosa. En líneas generales, me parece un comunicado muy serio y responsable. Nos indica que estamos ante una institución objetiva, técnica e independiente. Y hace algo muy importante. Cumple con el deber de mencionar los riesgos de invertir en las criptomonedas.

El metaverso de Facebook «fracasará», dice Vitalik Buterin

Bueno, bien sabemos que el futuro no está escrito. Todos estos proyectos son ideas en proceso. Y nada está garantizado. Claro que es perfectamente posible que los planes de Facebook (ahora Meta) fracasen. Sin embargo, eso aún está por verse. De hecho, Ethereum será uno de los grandes beneficiados con el éxito del metaverso. Los usuarios seguramente tendrán opciones centralizadas y opciones descentralizadas. En un libre mercado, gana el que ofrezca el mejor producto. Los usuarios aquí son los que tendrán la última palabra. En el usuario, yace el éxito o el fracaso de Facebook (ahora Meta). Vitalik es tan solo una golondrina dando su opinión.

El Banco Central Europeo apuesta por las CBDC frente a BTC para los pagos transfronterizos

En relación a los pagos transfronterizos, Bitcoin resulta muy conveniente en muchos casos. Sobre todo, es muy conveniente en la ausencia de otras alternativas. Por ejemplo. En la gig economy, entre no bancarizados de diferentes países, Bitcoin es una opción. Sin embargo, las stablecoins también son una opción. De hecho, para algunos, se trata de una opción superior debido a la volatilidad de Bitcoin. En el caso de las stablecoins, el problema es la falta de regulación que genera desconfianza. Por ende, no me sorprendería en lo absoluto que una stablecoin regulada, asegurada y auditada gane popularidad con el tiempo. Las CBDC, indudablemente, podrían ser una gran opción en muchos casos. No serán una panacea. El asunto de la privacidad es problemático. Sin embargo, sí podrían ser una solución para muchos problemas.

 Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar: 

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.