Los nuevos precios históricos de Bitcoin reviven viejos conceptos erróneos sobre BTC y las criptomonedas

Como cualquiera que siga la industria de las criptomonedas se habrá dado cuenta, sí, Bitcoin (BTC) recientemente rompió su anterior máximo histórico de alrededor de 20.000 dólares. Ahora, muchos analistas anticipan que la criptomoneda subirá finalmente a mediados de los 30.000 dólares o incluso más en los próximos años.

Tal y como están las cosas, BTC está cotizando alrededor de 23.300 dólares, probando brevemente la marca de 24.000 dólares en varias ocasiones. Sin embargo, a pesar de todos estos acontecimientos positivos, muchas personas prominentes del mercado financiero tradicional han hablado negativamente sobre la industria de las criptomonedas, utilizando adagios clichés -como «las criptomonedas son solo para los criminales» y «las criptomonedas es todo bombo y platillo, sin sustancia», etc.- para describir a BTC y otras monedas digitales prominentes.

Por ejemplo, el renombrado economista y estratega financiero David Rosenberg se refirió recientemente a Bitcoin como una «burbuja masiva», apoyando el argumento diciendo que la curva de suministro de Bitcoin es desconocida aunque algunas personas afirmen saber lo contrario. De forma similar, Mark Cuban, que en general es bastante abierto de mente en relación con varias tecnologías futuristas, también criticó a Bitcoin, afirmando que es «más religión que solución». Sin embargo, admitió que, a pesar de sus defectos, puede ser útil como almacén de valor.

Y aunque la criptomoneda está lejos de ser perfecta -admitiendo que está a muchos años de reemplazar los instrumentos financieros tradicionales como el dinero «fiat»- las opiniones mencionadas pueden parecer como las divagaciones de tradicionalistas molestos que no ven el inmenso potencial de la tecnología.

El rally de 2020 es diferente al de 2017

Tan pronto como Bitcoin superó la marca de los 20.000 dólares, era inevitable que los analistas de todo el mundo buscaran utilizar el argumento de «esta corrida alcista es igual a la de 2017» para socavar la tracción financiera que está ganando la industria en su conjunto.

A este respecto, «CryptoYoda», un analista independiente de criptomonedas, señaló a Cointelegraph que se puede ver que la perspectiva temerosa proporcionada por la corriente financiera proviene de una falta de comprensión de la tecnología. Como tal, cree que lo que está sucediendo ahora mismo es un cambio de la moneda fiat basada en la deuda a los sistemas financieros descentralizados:

«¿Qué ha cambiado? Todo. Si bien la carrera alcista de 2017 fue impulsada en gran medida por los primeros adoptantes y el comercio minorista, esta carrera alcista está siendo dictada por los actores institucionales que entran en el mercado. […] A partir de ahora, las instituciones compran un múltiplo de lo que se extrae por día. Cuando una institución acumula 500 millones en BTC, significa que 500 millones ya no están disponibles para los otros actores clave que observan el mercado para entrar».

En una línea de pensamiento similar, Jason Lau, director de operaciones de OKCoin, dijo a Cointelegraph que es seguro decir que la promesa largamente esperada de los principales actores que entran en el espacio cripto se ha cumplido finalmente. En su opinión, esta corrida alcista en curso ha sido impulsada por las instituciones financieras tradicionales que compran las bajadas de precios de Bitcoin como un producto de inversión y tesorería: «Tienen una estrategia a largo plazo para estos activos. Así que con el aumento de la demanda, HODLing, y menos recompensas de bloque debido al reciente halving, el precio puede no tener límites«.

Además, otra diferencia importante entre el ciclo actual y el anterior es que en 2017, la industria se encontraba en medio de una febril locura de las ICO, con la burbuja estallando en tan sólo unos meses, lo que provocó que toda la economía cripto se derrumbara casi de la noche a la mañana.

Según Adam Neil, director de marketing de Bitrue, una plataforma de gestión de activos digitales, hoy en día, la gente en el mercado cripto es mucho más pragmática, añadiendo: «Las empresas que cotizan en bolsa como MicroStrategy y PayPal han subido a bordo, y el crecimiento del mercado de futuros de CME Bitcoin indica una mayor demanda de exposición regulada«.

Las criptomonedas no pueden, y no deberían, ser comparadas con los medios financieros tradicionales

No es ningún secreto que a pesar de su perspectiva alcista, todavía existe un cierto grado de incertidumbre con respecto al valor de BTC, como quedó claro en noviembre cuando el precio de la criptomoneda insignia se redujo en 3.000 dólares en un lapso de sólo 24 horas. Dicho esto, es injusto comparar el BTC, que tiene poco más de una década de antigüedad, con los sistemas tradicionales que han existido durante más de cien años.

Por lo tanto, vale la pena explorar el verdadero significado del término «refugio seguro», especialmente mientras el mundo lucha contra la destrucción financiera inducida por COVID-19. CryptoYoda cree que aunque los metales preciosos como el oro y la plata son ciertamente almacenes tangibles de valor, no son muy prácticos, es decir, son difíciles de almacenar, transportar, asegurar, etc. Añadió:

«Siempre seguiré siendo un defensor de los metales preciosos, ya que son los últimos almacenes de valor y han sido una forma aceptada de dinero durante cientos y miles de años. Es difícil almacenar todo en oro, y entonces todavía necesita ser protegido y no puede ser fácilmente movido.»

Neil cree que aunque no sea justo comparar a Bitcoin con los almacenes tradicionales de valor, en los últimos tiempos, la principal criptomoneda del mundo parece estar asumiendo esa expectativa bastante bien. En su opinión, la narrativa del oro digital es increíblemente fuerte dentro de la comunidad, con mucha gente creyendo realmente en la tecnología y trabajando activamente para hacer Bitcoin más valioso, ya sea ejecutando nodos, minando, escribiendo y revisando el código, o bien haciendo HODL.

Además, también es importante reconocer lo lejos que ha llegado Bitcoin en relación con varios sistemas financieros tradicionales, con un número cada vez mayor de inversores principales que ahora buscan entrar en el dominio. Proporcionando su visión sobre el asunto, Yoni Assia, fundador y CEO de eToro – una compañía de trading social y de corretaje de múltiples activos – dijo a Cointelegraph que la criptomoneda ya no es sólo el dominio de los programadores informáticos y los defensores de Fintech, añadiendo: «Esperamos que esto continúe hasta el 2021, ya que los temores de inflación siguen aumentando en todo el mundo«.

Las criptomonedas no son perfectas, y eso está bien

Si bien la criptomoneda está en condiciones de redefinir completamente la forma en que funciona el ecosistema financiero mundial, todavía se enfrenta a muchas cuestiones pertinentes que deben ser resueltas. Por ejemplo, sólo en los primeros 10 meses de 2020, las pérdidas por robos, hackeos y fraudes de criptomonedas ascendieron a la friolera de 1.800 millones de dólares, según la empresa forense CipherTrace. La compañía incluso sugirió que el año 2020 estaba en camino de registrar el segundo valor más alto en pérdidas relacionadas con delitos de criptomonedas, superando los 4.500 millones de dólares.

Además, debido a la incertidumbre normativa, las criptomonedas siguen siendo utilizadas por ciertos sectores de la sociedad como medio de evasión fiscal. Por ejemplo, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusó recientemente a John McAfee, creador de un software antivirus y defensor de las criptomonedas, de haber cometido un fraude fiscal por valor de millones de dólares relacionado con su proceder en la industria cripto entre 2014 y 2018. Además, CryptoYoda cree que en su estado actual, la industria está lejos de ser perfecta, añadiendo:

«La escalabilidad es un problema importante. Del mismo modo, los ataques a nivel estatal suponen otro riesgo importante, y es muy probable que estos problemas aumenten a medida que la industria crece cada vez más. Aunque la tecnología en sí misma está bien posicionada para tales ataques, los individuos no lo están. El mayor riesgo que veo en este mercado es el de forzar el KYC en cada exchange e individuo, lo que socava la promesa de la criptomoneda».

Dicho esto, las monedas fiats también son usadas por los criminales; sin embargo, en tales escenarios, el argumento de «el dinero fiat es para los criminales» nunca se sostiene. Por ejemplo, según un reciente informe de la BBC, HSBC permitió a estafadores expertos en tecnología transferir millones de dólares alrededor del mundo incluso después de enterarse de su estratagema.

Los documentos filtrados afirman que HSBC movió alrededor de 80 millones de dólares a través de sus negocios en EE.UU. a sus cuentas en Hong Kong entre 2013 y 2014. Lo que es aún más sorprendente es que el esfuerzo comenzó justo después de que la institución bancaria fue multada por un monto de 1,9 mil millones de dólares en los EE.UU. por cargos de lavado de dinero. Otros informes también han sugerido que bancos como JPMorgan Chase y Standard Chartered también han estado implicados en el movimiento de unos 2 billones de dólares de «dinero sucio» entre 1999 y 2017.

Por lo tanto, parece que tanto el mundo tradicional como el mundo cripto sólo logran ver la paja en el ojo de su hermano pero no el tronco en el suyo propio. Además, dado que hay menos defensores conocidos de las criptomonedas en comparación con las finanzas tradicionales, no es de extrañar que el sector de la tecnología Blockchain esté perdiendo en la guerra de los medios de comunicación. Como resultado, muchos conceptos erróneos comunes siguen filtrándose en la conciencia de las masas, dañando en última instancia la percepción y retrasando la adopción de las tecnologías.

Sigue leyendo: