Legisladores estadounidenses instan a la Agencia de Protección del Medio Ambiente a considerar los potenciales beneficios de la criptominería

Un grupo de 14 senadores y representantes de la Cámara de Estados Unidos han firmado una carta dirigida a la Agencia de Protección del Medio Ambiente en la que ensalzan lo que consideran son los beneficios de la criptominería.

En una carta del jueves, muchos legisladores estadounidenses, entre ellos la senadora pro-Bitcoin Cynthia Lummis y el representante Tom Emmer, se dirigieron al administrador de la EPA, Michael Regan, solicitando que la agencia gubernamental analice el impacto potencial de la criptominería en un esfuerzo por equilibrar la innovación con las preocupaciones ambientales. El grupo de 14 senadores y representantes afirmó que la minería podría tener un «efecto estabilizador sustancial en las redes de energía» y citó ejemplos de operaciones mineras que utilizan gas quemado y fuentes de energía renovables.

«Los activos digitales, y sus actividades mineras relacionadas, son esenciales para el futuro económico de Estados Unidos», decía la carta. «Favorecer una tecnología por encima de otra, incluyendo al proof-of-work frente al proof-of-stake, puede sofocar la innovación, erosionar las futuras ganancias económicas y limitar las eficiencias afiliadas».

Último minuto: 14 miembros del Congreso envían una carta a la EPA, informándoles de los impactos ambientales y financieros beneficiosos de la minería Proof-of-Work de #Bitcoin

Además de Lummis y Emmer, los legisladores que firmaron la carta eran todos miembros del Partido Republicano, incluidos los senadores Bill Hagerty, Kevin Cramer y Steve Daines. Los representantes de la Cámara de Representantes Patrick McHenry, Pete Sessions, Bill Posey, Bill Huizenga, Andy Barr, Anthony Gonzales, Brian Steil, William Timmons y Ralph Norman también aprobaron el mensaje dirigido al administrador de la EPA, Regan.

La petición de los republicanos a Regan contrasta con una carta enviada en abril a la EPA por un grupo bipartidista de 22 legisladores. Planteaban «serias preocupaciones» en torno a las criptoempresas que operan en Estados Unidos, alegando que las empresas contribuían a las emisiones de gases de efecto invernadero y no operaban de acuerdo con la Ley de Aire Limpio o la Ley de Agua Limpia.

«La minería de criptomonedas está envenenando nuestras comunidades», decía la carta de abril a Regan. «La industria de las criptomonedas, en rápida expansión, debe rendir cuentas para garantizar que opera de manera sostenible y justa para proteger a las comunidades».

En mayo, el Bitcoin Mining Council respondió a la carta de abril con una propia, alegando que muchas de las afirmaciones de los legisladores sobre la minería eran inexactas. Muchos grupos ecologistas, entre ellos Greenpeace y el Sierra Club, instaron posteriormente a las agencias gubernamentales del gobierno de Biden a aplicar nuevos enfoques en su respuesta a la criptominería.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.