Law Decoded: Todos los caminos llevan a Nueva York, 19 al 26 de junio

Todos los viernes, Law Decoded ofrece un análisis de las historias críticas de la semana en los ámbitos de la política, la regulación y la ley.

Nota del Editor

Nueva York, la ciudad más grande de los Estados Unidos y la capital financiera del mundo durante la mayor parte del siglo pasado, está acostumbrada a desempeñar un papel protagonista en el mundo del arte, la música, la literatura y el cine. Con toda la atención, la Gran Manzana normalmente tiene una enorme fama. Pero esta semana, también se ha ganado la atención como escenario para un maratón de dramas de leyes de Fintech.

Dado el estatus de la ciudad de Nueva York, no es raro que los americanos estén más familiarizados con el nombre de su alcalde que con el de su propio gobernador. Los tribunales de Nueva York dirigen las reglas de la economía nacional e incluso mundial. También es un mercado codiciado, incluso para las empresas de criptomonedas que también operan bajo la filosofía de «si puedo hacerlo aquí, puedo hacerlo en cualquier lugar».

Hoy, examinamos una desafortunada situación en el tribunal más importante de Nueva York, un caso con grandes implicaciones para futuras ICO (Oferta Inicial de Monedas) que lleguen a caer en el mismo tribunal, y nuevas oportunidades para las empresas de criptos que buscan establecerse en la ciudad que nunca duerme.

¿Me quedo o me voy?

Jay Clayton, presidente de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés) y durante mucho tiempo enemigo de las empresas de criptomonedas que buscaban operar dentro de los Estados Unidos, fue el centro de un extraño escándalo que involucró al Presidente Trump, al Fiscal General William Barr y al tribunal del Distrito Sur de Nueva York.

El viernes por la noche, el Departamento de Justicia anunció que Geoffrey Berman, el abogado del SDNY (Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York), había presentado su renuncia. El mismo comunicado nombró a Clayton como el sustituto de Berman.

El SDNY incluye a Manhattan y como tal tiene una gran autoridad sobre las finanzas mundiales, incluyendo las criptofinanzas. Los casos de Telegram y Bitfinex están siendo procesados allí también. Bajo el mandato de Berman, fue el mismo tribunal que envió al antiguo abogado de Trump, Michael Cohen, a la cárcel y actualmente está investigando a su actual abogado, Rudy Giuliani.

Según Berman, se enteró de su propia renuncia a través del mismo anuncio el viernes por la noche. La situación de Clayton sigue siendo incierta, ya que la diputada de Berman, Audrey Strauss, ha tomado las riendas y no parece probable que el Senado confirme ninguna candidatura de Clayton, que se ha politizado mucho.

Se sabe que Clayton buscaba regresar a su casa en Nueva York. Los informes dicen que mencionó el interés en el trabajo de Berman en el SDNY mientras jugaba al golf con Trump. A pesar de la increíble incompetencia de la transición, cualquier cambio potencial en el SDNY o en la SEC es necesaria.

El juicio pendiente de Telegram

Desde ayer, el caso de la SEC contra Telegram está efectivamente terminado, prohibiendo cualquier movimiento radical del Juez Kastel. El tribunal está actualmente revisando una sentencia final que obligaría a Telegram a devolver $1.2 billones a los inversores en su ICO de $1.7 billones, una sentencia que los equipos legales de la SEC y Telegram redactaron en conjunto.

El caso ha cautivado a la criptocomunidad desde su inicio en octubre. Ha sido un caso emblemático por el fracaso sucedido en un marco de larga data en cuanto a la venta de tokens. La integridad de Telegram con respecto a los datos e información de los usuarios, así como la famosa capacidad de la app para eludir a los censores del gobierno, les ha permitido ganar una buena parte de la confianza de la criptoindustria. Esa misma integridad, sin embargo, lo privó de un claro modelo de ingresos, lo que probablemente activó las alarmas de la SEC durante la preventa de tokens GRAM.

La lucha de Telegram ha desatado toda una serie de debates sobre la autoridad de la SEC y sobre cómo una empresa puede mantener una preventa de tokens en desarrollo. La controversia persiste sobre la integridad de la tecnología blockchain de Telegram Open Network (TON por sus siglas en inglés) en el momento de la distribución programada de los tokens. La propuesta de protección de la Comisión de Bolsa y Valores de Hester Peirce para los tokens en desarrollo es probable que sea una respuesta racional al caso de Telegram, aunque ella se ha negado a confirmar o negar esa conexión directa.

Parte del interés de la criptoindustria en lo que se refiere al Presidente Jay Clayton (véase más arriba) es la sensación constante de que a empresas como Telegram les ha faltado a una orientación clara. Este caso sin duda seguirá siendo un punto de referencia fundamental para futuros esfuerzos de actualizar la ley de valores.

Nueva York baja brevemente la guardia en las licencias de criptomonedas

Como el eje financiero de la economía más grande del mundo, los reguladores de Nueva York tienen la oportunidad de tomar decisiones que muchas otras jurisdicciones no tienen. Con respecto a las criptomonedas, nada lo expresa más claramente que la Bitlicense, una autorización altamente selectiva del Departamento de Servicios Financieros de Nueva York.

Desde que le dio la primera licencia a Paxos en mayo de 2015, el El Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (NYDFS por sus siglas en inglés) sólo ha concedido Bitlicenses a 25 empresas. Esta semana, sin embargo, anunciaron una nueva estrategia, que permite a las empresas solicitar licencias temporales.

Queda por ver cómo se desarrollarán exactamente estas licencias temporales, pero por ahora parece un período de prueba útil para las empresas que no logren superar el corte. Ha sido especialmente problemático para las empresas con sede fuera de los EE.UU. obtener Bitlicenses, posiblemente debido a la sensación de que es más difícil acusarlas por cualquier irregularidad o error. Como siempre, sin embargo, hay una compensación para tales barreras comerciales.

De manera similar a los recientes movimientos de la administración Trump para restringir a los estudiantes graduados extranjeros y especialmente chinos de venir a los EE.UU., al impedir que las empresas extranjeras operen en el más preciado de los mercados de los EE.UU. se corre el riesgo de privar a los EE.UU. de la capacidad intelectual e innovación global. No es una buena apuesta a largo plazo. Las nuevas licencias temporales pueden ser una señal de que el NYDFS está pensando en el mismo sentido.

Más para leer

La Asociación Blockchain analiza cómo los reguladores pueden estar reinventando la rueda con los CBDC en comparación con la tecnología existente de stablecoins.

En medio de las continuas «autopsias» sobre la lamentable distribución de ayuda en los EE.UU., el profesor de derecho de Georgetown, Chris Brummer, evalúa los dólares digitales como una herramienta para la inclusión financiera.

Escribiendo para el Coin Center, Andrea O’Sullivan hace balance del clásico debate sobre cuánto hacen o pueden hacer Bitcoin y otras criptomonedas para impactar en la política monetaria tradicional.

Sigue leyendo: