Law Decoded: FUD por China y falsas dicotomías, del 20 al 27 de septiembre

A raíz de otra ronda de la duradera represión de China contra las criptomonedas, una narrativa particularmente influyente en Crypto Twitter sugiere que al prohibir Bitcoin (BTC), China se ha puesto definitivamente en el lado oscuro de la batalla, mientras que el Occidente colectivo debe ahora poner decididamente su peso en el lado opuesto adoptando las criptomonedas.

Es cierto que este marco de pensamiento sobre la relación entre el poder político y las finanzas descentralizadas es atractivo para los partidarios de las criptomonedas. Sin embargo, las noticias que llegan de Estados Unidos dan pocas razones para creer que los responsables políticos de ese país vean la situación de esta manera.

Parece que las élites estadounidenses están empeñadas en preservar el orden financiero vigente y en restringir el crecimiento del espacio de los activos digitales, aunque con un conjunto de herramientas menos duras que las de sus homólogos chinos. Es más probable que este enfoque intermedio sitúe a EE.UU. en algún lugar del centro del continuo oscuridad/luz que abarca desde China hasta el ideal aún inalcanzable de una sociedad que haya adoptado un sistema financiero totalmente desintermediado.

Numerosas prohibiciones de criptomonedas en China

La declaración del viernes del Banco Popular de China, que provocó una breve caída del mercado de criptomonedas, es al menos el decimonoveno caso de una notable ola de FUD que se puede rastrear hasta la superpotencia asiática en los últimos 12 años. Los movimientos hostiles no sólo no logran históricamente disuadir el crecimiento global del espacio de las criptomonedas, sino que a veces implican avances masivos para Bitcoin y compañía a medio plazo.

Reguladores estadounidenses: Más de lo mismo

En Estados Unidos, el presidente de la Comisión de Valores y Bolsa, Gary Gensler, se sentó con David Ignatius de The Washington Post para hablar específicamente de las criptomonedas. No hemos aprendido mucho nuevo, ya que Gensler optó por recurrir a una colección de analogías cansadas (y algunas más nuevas) para redoblar su controvertida postura de que la mayoría de los activos digitales son valores. Hablando de las stablecoins, el jefe de la SEC las comparó con «fichas de póquer en el casino».

Mientras tanto, el mayor regulador bancario del país, la Oficina del Contralor de la Moneda, podría tener por fin un jefe permanente en la profesora de Cornell Saule Omarova. Omarova es una crítica vocal tanto de los grandes bancos como de las criptomonedas, como algo que supuestamente beneficia «al sistema financiero disfuncional que ya tenemos». 

¿Aplicación contra la criptoinfraestructura?

El Departamento del Tesoro añadió la semana pasada la plataforma de criptomonedas ruso-checa Suex a la lista de Nacionales Especialmente Designados con los que está prohibido negociar a las personas estadounidenses. Es la primera vez que un proveedor de servicios de activos digitales es objeto de sanciones por parte de Estados Unidos.

Suex fue sancionado por ayudar supuestamente a los ciberdelincuentes a procesar los pagos del ransomware. Aunque es poco probable que muchas personas y empresas estadounidenses legítimas hayan estado moviendo fondos a través de este corredor en particular, la medida puede ser indicativa de la política emergente de la administración Biden de apuntar a los lugares centralizados del ecosistema de activos digitales.

Sigue leyendo: