Las denuncias por estafas bancarias crecieron en un 3,000% en Argentina durante el 2020

En Argentina, las denuncias por estafas bancarias crecieron en un 3,000% durante el 2020. Así lo informaron desde InfoTechnology.

En un artículo publicado por ese medio, señalaron: “Esta semana, la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (Ufeci) del Ministerio Público Fiscal dio a conocer que las denuncias por estafas bancarias crecieron en un 3,000% en la Argentina durante el 2020”.

“En esta misma línea, según un informe de la empresa de ciberseguridad Avast el 28% de los argentinos recibió una campaña de phishing en el último tiempo y el 15% confirmó haber caído en la estafa bancaria”, agregaron luego.

“De acuerdo a información de Ufeci, los ciberdelincuentes engañan a los argentinos prometiéndoles promociones exclusivas o soluciones a un problema operativo. Para esto, solicitan datos sensibles que luego usan para robar los fondos de las cuentas bancarias”, añadieron más tarde.

Por otra parte, la publicación citó a Horacio Azzorin, fiscal de la Ufeci, quien dijo: «Contactan por mensajes privados y piden los datos de una cuenta para transferir ese dinero a un tercero que, generalmente, nada tiene que ver pero al que le crearon una cuenta falsa con alguna foto de DNI y datos robados de Internet».

Una alternativa a los bancos

El sistema bancario tradicional tiene sus particularidades y sus propias debilidades en materia de seguridad. Como contraste, Bitcoin se ha mostrado como un sistema nuevo, también con particularidades, pero con un fuerte acento puesto en la seguridad.

El año pasado, Cointelegraph en Español destacó varias características señaladas por ArgebBTC. Se trata de una serie de puntos que los usuarios deberían tener en cuenta para comparar Bitcoin con los bancos:

  1. Hay gente que se asusta cuando se le plantea la existencia de dinero digital, que no está en soporte de metal, papel o plástico. Pero desde hace bastante tiempo que las entidades bancarias mueven dinero «electrónico», simplemente tecleando montos y direcciones de destino, utilizando CBU para transferencias, etc.

  2. Bitcoin no depende del horario de los bancos, que puede variar de una ciudad a otra, y que puede ser bastante restrictivo para el ciudadano común, que trabaja o que no puede salir de su oficina para hacer trámites bancarios personales. Bitcoin funciona las 24 horas, todos los días, durante todo el año.

  3. Si alguien quiere transferir valor a través de la red de Bitcoin, no tendrá limitaciones de días y horarios. Ya hay algún ejemplo de una entidad bancaria argentina que ofrece la posibilidad a clientes de utilizar la red de Bitcoin para transferencias internacionales, como alternativa a la red SWIFT.

  4. La comisión de la red Bitcoin por enviar valor es mucho menor que la comisión que cobran los bancos que utilizan la red SWIFT para transferencias internacionales. También puede ser mucho menor que otro tipo de comisiones o conceptos por los que cobran los bancos tradicionales por el uso de sus servicios.

  5. Es cierto que una transacción con Bitcoin puede demorar unos 20 minutos (tiempo estimativo a manera de ejemplo). Pero la queja por lo que dura una transacción o transferencia con Bitcoin, parece ínfima cuando vemos que una transferencia bancaria internacional puede durar días.

  6. Restricciones cambiarias o Cepo: Argentina es un país donde, por medidas políticas y económicas de más de un gobierno de turno, se ha normalizado la existencia de restricciones para comprar moneda extranjera. ¿Qué pasa con Bitcoin? Técnicamente, nadie puede restringir la cantidad de bitcoins que quiera comprar o vender un ciudadano.

  7. Ningún Banco Central, ningún ministerio y ningún gobierno puede intervenir la red de Bitcoin ni cambiar las reglas de juego estipuladas en el sistema.

  8. Bitcoin no usa papel, no usa plástico para circular, no necesita camiones de caudales, no necesita grandes edificios bancarios para atender a los usuarios, etc.

Y también se podría agregar que el sistema bancario tradicional muchas veces obliga a los usuarios a llamar por teléfono para tratar de solucionar problemas, o dirigirse a un cajero automático para generar claves o tokens de seguridad. O a veces, incluso se piden ambas cosas. Esto con la red de Bitcoin no es necesario.

Te puede interesar: