Las acciones legales de la SEC le han costado USD 1.7 mil millones en sanciones a empresas e individuos relacionados con las criptomonedas

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de EE.UU. fue uno de los principales organismos reguladores de los proyectos de criptomonedas en los últimos siete años, consiguiendo USD 1,770 millones en sanciones.

Según un informe publicado ayer por Cornerstone Research, la SEC emprendió 75 acciones de aplicación contra empresas de criptomonedas e individuos desde el 1 de julio de 2013 hasta el 31 de diciembre de 2020, principalmente en relación con acusaciones de fraude u ofertas de valores no registradas. Muchas de las acciones se litigaron en los tribunales de distrito de EE.UU., incluido el Distrito Sur de Nueva York, mientras que otras se resolvieron dentro de la comisión como procedimientos administrativos. Ambos dieron lugar a menudo a sanciones económicas.

«En los últimos siete años aproximadamente, la SEC se ha consolidado como uno de los principales reguladores que vigilan el espacio de las criptomonedas», dijo Simona Mola, autora del informe. «A principios de marzo de este año, la SEC ha resuelto más del 70% de las acciones de aplicación por más de USD 1,770 millones en sanciones monetarias totales».

De las 75 acciones de aplicación, la SEC resolvió 43 casos mediante litigios y 32 con procedimientos administrativos. Además, el organismo regulador emitió 19 órdenes de suspensión de operaciones durante el mismo período de siete años, 11 de las cuales la SEC emitió desde el segundo trimestre de 2017 hasta el primer trimestre de 2018, durante la locura de las ofertas iniciales de monedas, o ICO.

Aparte de las órdenes de suspensión, el informe señala que más de la mitad de las acciones de aplicación (39 casos) sobre supuestas ofertas de valores no registradas se centraron en ofertas iniciales de monedas. Desde la década de 1940, la SEC ha utilizado la prueba Howey para determinar si ciertos activos califican como «contratos de inversión» y se consideran valores. Muchos consideran el Informe DAO de 2017 de la SEC (en el que decía que los activos digitales podían cumplir esta norma) como uno de los momentos más significativos para las regulaciones de las criptomonedas en territorio estadounidense.

El vicepresidente de Cornerstone Research, Abe Chernin, insinuó que el cambiante panorama en el espacio de las criptomonedas, así como la administración de Biden, pueden dar lugar a menos casos de presunto fraude y, en cambio, proporcionar claridad en un marco regulatorio para las criptomonedas. En abril, los legisladores confirmaron a Gary Gensler como nuevo presidente de la SEC, y Janet Yellen ya ha asumido el cargo de Secretaria del Tesoro.

Chermin añadió:

«Las ICO han sido un objetivo frecuente de las acciones de aplicación de la SEC, pero esto puede estar cambiando a medida que los emisores exploran otras fuentes potenciales de financiación […] Mientras que la SEC continuará centrándose en el fraude, hay una creciente expectativa de que la nueva administración desarrolle un enfoque regulatorio más claro y busque una mayor coordinación interinstitucional para fomentar la innovación en los mercados de criptomonedas».

Sigue leyendo: