La fiscal general de Nueva York acusa a Coinseed de estafar a sus inversores

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, ha demandado a la plataforma de criptoinversión Coinseed Inc. por presuntamente haber estafado a miles de inversores por más de un millón de dólares. 

Según la fiscal general, Coinseed y su director general, Delgerdalai Davaasambu, y el ex director financiero, Sukhbat Lkhagvadorj, comerciaron ilegalmente, estafando a los inversores entre 2017 y mayo de 2018:

“En lugar de vender acciones, Coinseed vendió tokens digitales para recaudar fondos para apoyar el crecimiento de su negocio. Los acusados les dijeron a los inversores que el dinero recaudado en la ICO se utilizaría para «acelerar el crecimiento [de Coinseed] y la expansión global.’”

Las acusaciones expuestas en los documentos judiciales se centran en la violación por parte de Coinseed de la Ley Martin, una ley antifraude con sede en Nueva York. En la ICO de su token CSD, que se lanzó en diciembre de 2017, Coinseed recaudó más de $100,000, vendiendo 200,000 tokens.

La Fiscal General declaró que se engañó a los inversores sobre el potencial de ganancia de los tokens CSD, que fueron distribuidos por los acusados a pesar de su falta de registro como comerciantes de valores.

«Los inversores esperaron ganancias únicamente de los esfuerzos de los demandados para establecer, operar y expandir la aplicación móvil Coinseed. Sin embargo, los demandados no estaban registrados como agentes de valores en la OAG, tal y como exige la Ley General de Sociedades», dijo.

La demanda también acusa a los ejecutivos de Coinseed de engañar a los clientes sobre sus antecedentes profesionales y de tergiversar la información sobre el alcance de las comisiones de negociación que se cobraban a los inversores.

El documento también cita un post en línea publicado por Coinseed para atraer a los inversores a participar en su ICO:

“Es una gran oportunidad para los jóvenes que quieren ganar dinero en el mercado de las criptomonedas. Es probable que muchos de ellos aprovechen la aplicación como un trampolín para realizar mayores inversiones en el espacio de las monedas virtuales. Está garantizado que esto contribuirá a aumentar el valor del token Coinseed una vez que llegue al mercado.”

La denuncia añadía: «En realidad, casi tres años después, el token CSD no ha cotizado en ningún sitio»

Sin embargo, Davaasambuu le dijo a Business Insider que niega las acusaciones y que Coinseed no permitió que los usuarios estadounidenses participaran en su ICO y no ha aceptado a ningún usuario de Nueva York desde 2018.

«Estoy 100% seguro de que la demanda está llena de acusaciones falsas. Vergonzosamente malas«, dijo.

La Fiscal General parece estar decidida a cerrar las operaciones de Coinseed, ya que busca una orden para ordenar a los acusados que paguen los daños causados, desembolsen todas las cantidades obtenidas, paguen una restitución a los inversores y se les prohíba permanentemente negociar con valores y productos básicos en Nueva York.

Letitia James no es ajena a la invocación de la Ley Martin sobre empresas basadas en criptomonedas, ya que actualmente está involucrada en la demanda en curso contra el criptoexchange Bitfinex y el emisor de la stablecoin Tether. Los casos contra criptomonedas por ser valores sin licencia han abundado en el mes, como se ve en el reciente caso de la SEC contra Ripple Labs y su token XRP.

No dejes de leer: