Jihan Wu, ex CEO de Bitmain: «Las medidas regulatorias podrían ser buenas para las criptomonedas»

El criptomillonario Jihan Wu, cofundador y ex CEO del Bitmain, una de las más grandes empresas mineras de Bitcoin (BTC), cree que la actual oleada de intervenciones reguladoras en el sector de las criptomonedas podría ser «algo bueno a largo plazo.»

En declaraciones a CNBC durante la conferencia Asia Tech x Singapur celebrada esta semana, Wu señaló que el sector ya ha crecido hasta convertirse en «una industria con una capitalización de mercado de un billón de dólares», y que más del 10% de los ciudadanos estadounidenses tienen alguna participación en la nueva clase de activos. En estas condiciones, argumentó que una mayor participación regulatoria sería una ganancia neta para el cripto con el tiempo:

«Creo que la presión reguladora es más fuerte que antes, pero sacará a muchos malos actores de la industria y se asegurará de que la reputación de la industria sea mucho mejor que sin ella. Así que creo que este tipo de medidas drásticas podría ser algo bueno para el sector a largo plazo».

Las recientes medidas drásticas contra las criptomonedas han sido más marcadas en China, donde hay un largo historial de intentos de limitar estrictamente e incluso suprimir el trading de monedas digitales descentralizadas. Sin embargo, otros acontecimientos -incluidas las recientes acciones de varias jurisdicciones contra el trading en el principal exchange de criptomonedas, Binance, apuntan a un enfoque más intervencionista que está ganando gradualmente impulso en todo el mundo. 

Hoy mismo, Caitlin Long, fundadora y consejera delegada de Avanti Bank & Trust, experta en cripto, tuiteó que en Estados Unidos la represión reguladora contra las criptomonedas «ha comenzado». Long afirmó que los reguladores probablemente irán tras los «intermediarios» y los «puntos de acceso» de dólares estadounidenses en el sector, en lugar de dirigirse a activos como Bitcoin y Ether (ETH) directamente.

Wu, sin embargo, propuso que un mayor compromiso entre los reguladores, los gobiernos y las empresas del sector de las criptomonedas es necesario y probablemente positivo en sus resultados. Señaló a Singapur como un caso en cuestión, caracterizando a su gobierno como «razonable», altamente eficiente y «accesible» cuando se trata de negociar con la industria.

Especialmente en un país pequeño como Singapur, dijo, mientras los actores de la industria cripto no perjudiquen a los ciudadanos locales, es probable que las autoridades los dejen en paz y se abstengan de tomar cualquier medida legislativa contra ellos. «Hay muchas buenas razones para que Singapur sea un centro para las innovaciones en el ámbito de las criptomonedas», afirmó.

Tras la controvertida salida de Wu de Bitmain, donde sentó las bases de su fortuna valorada en $1,800 millones de dólares, el ex CEO pasó a fundar una plataforma de servicios financieros de activos digitales llamada Matrixport, que en un principio solo tenía sede en Singapur, pero que desde entonces también se ha ampliado para abrir una oficina en Zúrich.

Sigue leyendo: