Inglaterra le negó a Maduro el acceso al oro venezolano a medida que un autosoberano Bitcoin brilla

El presuntamente corrupto líder de Venezuela, Nicolás Maduro, recientemente perdió una batalla judicial que involucra aproximadamente USD 1 mil millones en oro.

«El Tribunal Supremo del Reino Unido falló contra el gobierno de Venezuela en una batalla legal por el acceso a USD mil millones (GBP 820 millones) en oro almacenados en el Banco de Inglaterra», dijo la BBC en un artículo del 2 de julio.

Al ser un activo digital auto soberano, Bitcoin se encuentra fuera del control centralizado. Si Maduro hubiera almacenado ese valor en Bitcoin, tal vez aún podría acceder a esos fondos.

Flujo de Fondos

Hace unos meses, las autoridades estadounidenses presentaron una serie de denuncias contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y otros 14 líderes del país, alegando múltiples tratos ilegales, incluidos el tráfico de drogas y corrupción.

El año pasado, en enero, el político Juan Guaidó se declaró presidente interino de el país, calificando que la victoria de Maduro del año anterior era inválida, según un artículo de la BBC de enero de 2020.

«El oro está retenido por el Banco de Inglaterra (BoE) tras las sanciones británicas y estadounidenses contra el gobierno de Maduro», dijo la BBC en su artículo del 2 de julio. Tanto Maduro como Guaidó han presentado solicitudes en busca de ganar acceso al metal precioso. Maduro no ganó el favor de la corte.

Bitcoin difiere en almacenamiento

Para almacenar grandes cantidades de oro se requiere de la ayuda de instalaciones, ubicaciones o entidades. Bitcoin, por otro lado, puede estar bajo el control directo de una persona, haciendo posible almacenar cientos de millones de dólares en el proceso, dependiendo de los métodos de almacenamiento de la llave privada.

La noticia de Maduro también recuerda a los usuarios que el almacenamiento de Bitcoin es tan bueno como la ubicación de las llaves privadas asociadas. «No son tus llaves, no es tu Bitcoin», como suele decir el influencer de la industria Trace Mayer.

Sigue leyendo: