Hoy se cumplen 10 años del último mensaje de Satoshi Nakamoto

El creador de Bitcoin (BTC), Satoshi Nakamoto, dejó la comunidad de criptomonedas con un mensaje de despedida hace exactamente una década: «He pasado a otras cosas».

En los años transcurridos desde entonces, Bitcoin ha pasado de ser un proyecto oscuro y esotérico a un activo financiero de un billón de dólares que atrae la atención de gobiernos, instituciones financieras, empresas e inversores. A pesar de las decenas de teorías plausibles, la identidad de Nakamoto sigue siendo un misterio y su botín estimado de 1 millón de BTC permanece intacto.

Con un precio actual de BTC de alrededor de USD 54,000, la fortuna proyectada de Nakamoto es de aproximadamente USD 54 mil millones. Como Cointelegraph especuló recientemente, un precio de BTC de USD 182,000, considerado probable por muchos entusiastas de las criptomonedas, convertiría a Nakamoto en la persona más rica del mundo. El precio de Bitcoin alcanzó un máximo de USD 64,000 a principios de este mes antes de corregir a la baja.

El misterio que rodea a Nakamoto fue el tema de una entrevista de Cointelegraph Brasil con Dustin D. Trammell en marzo de 2021, uno de los primeros cypherpunks en minar la moneda digital. En esa entrevista, Trammell especuló que era poco probable que Nakamoto trabajara en un protocolo de dinero electrónico antes de Bitcoin dada su «falta de sesgo» en la implementación de nueva tecnología.

Él explicó:

“En retrospectiva, Satoshi no parecía estar tratando de resolver un problema técnico, sino más bien un problema social. Un problema sistémico con el sistema financiero tradicional. En ese momento, sin embargo, estaban muy concentrados en la tecnología, por lo que algunos de los puntos filosóficos pueden haber sido pasados ​​por alto o minimizados por aquellos que no prestaron suficiente atención».

Aunque Bitcoin aún tiene que estar a la altura de todos los inquilinos del whitepaper original de 2008 de Nakamoto, su política monetaria probada lo ha convertido en un atractivo depósito de valor. Por ahora, la narrativa que rodea a Bitcoin como un «oro digital» inmutable está resonando entre los principales inversores.

No está del todo claro si Satoshi Nakamoto resurgirá alguna vez, o si todavía están vivos (en caso de ser un grupo), pero la comunidad de criptomonedas ha aceptado el anonimato del fundador. El trabajo de Nakamoto generó la adopción masiva de la tecnología blockchain bajo un nuevo espíritu de descentralización. Ese espíritu se mostró recientemente en el Cointelegraph Top 100, en el que la persona más influyente de las criptomonedas somos «todos nosotros», que contribuimos a un mundo más descentralizado:

“En estas redes, en las que a menudo participamos de forma seudónima, sentimos la oportunidad de recuperar algo de lo que hemos perdido ante entidades cada vez más centralizadas que capturan nuestros datos, invaden nuestra privacidad, dictan los términos bajo los cuales podemos intercambiar valor y especificar el nivel de riesgo financiero al que deberíamos estar expuestos».

Sigue leyendo: