Fundador de Coinosis.co: “Lo más valioso de Ethereum es la comunidad que está dispuesta a ayudar”

Juan David Reyes es co-organizador de Ethereum Bogotá, y co-fundador de coinosis.co. Cointelegraph en Español conversó con él en Colombia, para conocer su visión sobre la tecnología blockchain y Ethereum.

Fernando Quirós (FQ): ¿Qué potencial tiene la teconología blockchain Latinoamérica?

Juan David Reyes (JDR): Los latinoamericanos tenemos un contexto común y en algunos casos enfrentamos retos parecidos. La tecnología blockchain nos puede ayudar a resolver problemas de coordinación, en particular donde el reto mayor es la confianza entre los participantes. Veo la blockchain como un protocolo de confianza que gracias a sus bondades técnicas puede tener un impacto positivo en la vida de las personas. 

FQ: ¿Y la red Ethereum en particular?

JDR: Entendiendo Ethereum como dinero programable y herramienta de coordinación con escala global, nos permite la creación de nuevas formas de interacción donde podemos incluir una capa de valor. 

Incluir esta capa abre la posibilidad de que juegos que antes eran no cooperativos, se conviertan en escenarios tendientes a la cooperación. Una herramienta que nos ayuda a salir de equilibrios subóptimos, típicos del “Dilema del Prisionero” o la “Tragedia de los Comunes”. En pocas palabras, facilita la construcción de confianza en un mundo digital.

Más allás de los tecnicismo, lo más valioso de Ethereum es la comunidad que está dispuesta a ayudar. Un espacio donde las ideas más raras son aceptadas. Y no sólo eso. También se promueve hacer cosas que en la lógica de la web2 eran impensables. Todo mediante un grupo de personas que comparten unos ideales comunes, poniéndome el sombrero que alguna vez tuve de economista. Ethereum no es la mano invisible de Adam Smith, son los brazos y piernas que dan un poder coordinación para evitar las fallas inherentes de los sistemas centralizados.

FQ: ¿Qué opinas de los intentos de regulación?

JDR: Creo que el legislador en Colombia hasta ahora está entendiendo la importancia de debatir sobre estos temas. Para el caso colombiano hay dos noticias recientes que dan esperanza sobre un futuro algo más armónico para el uso de blockchain en el sector financiero.

La primera fue el lanzamiento del Sandbox Financiero por parte de la Superintendencia, donde se permitirán transacciones mediante criptomonedas en un ambiente controlado para que las entidades financieras presenten normas, requisitos y procedimientos. La segunda es el proyecto de ley para regular las plataformas de criptoactivos. Aquí resalto las palabras del congresista Mauricio Toro, quien está poniendo el tema sobre la mesa: «la no regulación atenta contra la competitividad, la falta de inversión y desarrollo en ciencia, tecnología e innovación.» No se puede sintetizar mejor y espero que estos esfuerzos lleguen a buen puerto.

FQ: ¿Cómo surgió la comunidad Ethereum Bogotá y a qué se dedican?

JDR: Surgió por el interés que tenemos con mi colega Emilio Silva de hablar sobre esta tecnología. Queremos crear un espacio abierto y que se centre en la parte técnica. Organizamos charlas mensuales sobre un tema y procuramos crear espacios donde las personas pueden poner en práctica lo aprendido. 

Hacemos sesiones de programación usando las herramientas propias de Ethereum. Además estamos en contacto con comunidades de toda Latinoamérica. Tendemos puentes y queremos tomar la pandemia como una oportunidad para hacer eventos virtuales sincronizados.

FQ: ¿Crees que los smart contracts tendrán un papel importante? ¿En qué rubros?

JDR: Lo inteligente de los contratos, no está en que sean inteligentes per se. En Colombia ya se reconocía la creación de obligaciones en la Ley 527 de 1999, es decir, se permitía el reconocimiento en la libertad de forma y se le daba validez a los contratos formados mediante mensajes de datos. De hecho, la mayoría de los contratos nacen electrónicos. Así pues, estos serán relevantes en la medida que sean usados en ambientes donde se necesita confianza y coordinar a muchos agentes. 

En general, la desintermediación de mercados como del arte, la logística o el financiero han probado ser los primeros casos de uso. No obstante, me motivan más los usos desde lo público, por ejemplo, agregar transparencia en la contratación estatal puede ser revolucionario.

FQ: ¿Qué piensas de Ethereum 2.0?

JDR: Este año ha sido de grandes avances para mejorar la escalabilidad de la red. Las pruebas con Medalla, Spadina y demás han sido experimentos para aprender cómo hacer esta transición de mano de la comunidad. 

Pronto se anunciará la dirección para hacer el depósito de los 32 ETH para quienes quieran tener un nodo validador, así que será esencial tener la fuente correcta para hacer ese stake. 

Ante el uso explosivo que se ha tenido por los proyectos DeFi, veo también como una consecuencia positiva el uso de soluciones de Capa 2 y esto ha ampliado los casos de uso. Me gusta ver este tipo de innovaciones que, ante la congestión del verano DeFi, ha promovido la creación de soluciones que seguirán evolucionando.

FQ: Devcon tendrá su propia edición en Colombia. ¿Cómo se preparan para eso?

JDR: ¡Esto es algo que nos emociona muchísimo! Es una oportunidad única para la región, para crear la comunidad camino a este importante evento, pues serán importantes los 4 días de agosto y demás actividades relacionadas que se llevarán a cabo en Bogotá. Pero lo más importante de todo esto será el camino a Devcon 6 y lo que sucederá después.

Nuestra misión como líderes de comunidad en Latam es que haya un ambiente fértil para la colaboración, creación y educación en torno a Ethereum.

 La pandemia, por otro lado, nos ha obligado a hacer eventos virtuales, lo cual ha permitido tender puentes entre comunidades de otros países. Así que estamos creando una hermandad entre comunidades que hará de este evento un espacio ideal para las personas interesadas en Latam.

FQ: ¿Qué tarea tienen como comunidades?

JDR: Nuestra tarea está en formar a más personas que entiendan cómo implementar las herramientas que trabajo la blockchain. No sólo con perfiles técnicos, que serán los más demandados al principio, también se necesitará más formación entre los diseñadores. De ahí en adelante, muchas profesiones se adaptarán a esta nueva manera de interactuar en Internet.

Te puede interesar: