FinCen quiere información sobre todas las transacciones internacionales con criptomonedas que superen los 250 dólares

La Red de Control de Delitos Financieros (FinCEN) y la Reserva Federal está buscando más que nunca obtener información sobre las transacciones más pequeñas.

Según un aviso de propuesta de reglamentación publicado el viernes, los organismos quieren reducir el umbral de USD 3,000 establecido en 1995 a USD 250 para las transacciones internacionales, lo que significa que las instituciones financieras tendrían que intercambiar información sobre los clientes junto con todas las transacciones por un monto mayor a USD 250 que comiencen o terminen fuera de los Estados Unidos. Es decir, la Regla de Viaje, como se conoce, se aplicaría a cantidades muy pequeñas de dinero que cambian de manos.

El cambio propuesto cita específicamente «monedas virtuales convertibles», diciendo que también entrarían en la categoría de dinero para los propósitos de esta regla.

La información que las instituciones financieras deben intercambiar según la Regla de Viaje es:

«(a) nombre y dirección del originador o transmisor; (b) el monto del pago u orden de transmisión; (c) la fecha de ejecución del pago u orden de transmisión; (d) cualquier instrucción de pago recibida del originador o transmisor con la orden de pago o transmisión; y (e) la identidad del banco del beneficiario o la institución financiera del destinatario».

Es decir, mucha información personal que un exchange de criptomonedas tendría que almacenar junto a la cuenta de un usuario, lo que supone una gran amenaza para la seguridad de datos. Además, en este cambio es obligatorio que las instituciones financieras conozcan el origen geográfico de cada transacción que supere el umbral de los USD 250.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) está trabajando para aplicar una regla similar en todo el mundo, que ha resultado ser muy polémica dentro del mundo de las criptomonedas. La obligación de recopilar e intercambiar información de los clientes parece diametralmente opuesta al «sistema de dinero electrónico entre pares» que nos presentó el libro blanco de Bitcoin.

Por ahora, la actualización de la Regla de Viaje sigue siendo sólo una propuesta. La FinCEN y la FED están invitando a todos los interesados a opinar públicamente en los próximos 30 días.

Sigue leyendo: