Exsocio de PwC lanzará la stablecoin «Power Dollar» de Nueva Zelanda

La empresa de servicios financieros Power Finance, con sede en Nueva Zelanda, tiene previsto lanzar lo que denomina una versión digital del dólar neozelandés «de primera clase». El lanzamiento de la moneda digital está previsto para principios del próximo año y empleará la tecnología de libro mayor distribuido.

Sin embargo, el «Power Dollar» no cuenta con el respaldo del gobierno y se asemeja más a una stablecoin como Tether que a un verdadero dólar digital. Se está estableciendo de forma privada y será respaldado uno a uno por los dólares neozelandeses que posee la Agencia Tributaria (IR) a través de su sistema de mancomunación de impuestos.

La empresa está dirigida por el antiguo socio de banca y mercados de capital de PwC, Dave Corbett, y está respaldada por la empresa de inversiones británica Centrality Ventures, entre otros.

Mediante el uso de la DLT junto con la tecnología de identidad inteligente, se verificará la identidad de todos los titulares de divisas y se registrarán las transacciones, lo que ayudará a evitar el lavado de dinero y el fraude. Corbett dijo que la nueva moneda ha sido desarrollada para funcionar dentro de las regulaciones actuales, y añadió:

“Me reúno con el Banco de la Reserva cada dos semanas. Es justo decir que han apoyado lo que estamos haciendo, pero hemos estado estirando su mente sobre lo que parece el futuro de la banca.”

En respuesta a Corbett, que declaró que el dólar digital está «respaldado por la soberanía», tanto el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, o RBNZ, como el IR subrayaron que no están asociados con la firma. La portavoz de la Agencia Tributaria dijo que IR no es responsable de regular las compañías financieras, añadiendo:

“La Agencia Tributaria no está asociada con Power Finance en esto y tampoco hemos respaldado que esté ‘respaldada por la soberanía’.’”

Después de lanzar la moneda, la compañía trabajará para asegurar una licencia bancaria del RBNZ, y si tiene éxito, comenzará a firmar «socios» para lanzar servicios de estilo bancario que funcionen fuera del sistema bancario tradicional, dijo Corbett.

«Nuestro plan es adjuntar esa licencia [bancaria] a la plataforma, lo que significa que nuestros socios técnicamente serán capaces de operar como bancos«, dijo, añadiendo que la moneda podría ser un precedente importante para el RBNZ:

“Esta es una gran manera de tener un experimento a gran escala en Nueva Zelanda y podría ser lo que anime al RBNZ a seguir adelante y hacer su propia moneda digital.”

Los bancos centrales alrededor del mundo han estado mirando de cerca las monedas digitales, y el RBNZ tiene su propio programa en marcha, que mira el futuro del sistema de efectivo en el país.

Nueva Zelanda ha sido positiva en el uso de blockchain y las criptomonedas desde el año 2014, cuando el RBNZ describió a Bitcoin como un verdadero competidor del dinero en efectivo. Más recientemente, la pequeña nación se convirtió en uno de los primeros países en legalizar Bitcoin como una forma de ingresos julio de 2019. En febrero de este año, la autoridad fiscal del país propuso liberar las criptomonedas de algunos impuestos para promover el crecimiento.

No dejes de leer: