Este país fue eliminado de la lista negra de paraísos fiscales de Unión Europea, despejando el camino para una mayor adopción de las criptomonedas

La Unión Europea decidió retirar a las Islas Caimán de su lista negra de paraísos fiscales el martes.

Las Islas Caimán son una jurisdicción muy popular para los empresas de criptomonedas. Fue añadida a la lista negra de la UE en febrero de este mismo año, por lo que pasó menos de seis meses en la nefasta lista. En 2019, los seis exchanges domiciliados allí fueron responsables de más de USD 1.5 mil millones en transacciones internacionales de Bitcoin (BTC).

Aunque estas cifras son pálidas en comparación con el líder mundial, las Seychelles, cuyos 12 exchanges fueron responsables de USD 36 mil millones, las Seychelles permanecen en la lista negra y se clasifican como una nación que «no coopera con la UE o no ha cumplido plenamente sus compromisos». Uno de los principales exchanges con sede en las Seychelles es BitMex, que recientemente entró en aguas turbulentas con el gobierno de los Estados Unidos.

Según Allison Nolan, fundadora de Athena International Management, empresa que ofrece soluciones de gobernanza a la comunidad internacional de inversiones, las Islas Caimán ofrecen una «regulación sólida» con estrictos controles de conozca a su cliente y contra el lavado de dinero:

Parte del sólido marco de las Islas Caimán es el enfoque innovador de la regulación de los activos virtuales. Por ello, el Gobierno de las Islas Caimán promulgó en mayo la Ley de Activos Virtuales (proveedores de servicios) de 2020. En ella se prevé la regulación de las empresas de activos virtuales para el registro y la concesión de licencias a las personas que prestan servicios de activos virtuales.

Nolan también enfatizó en que los reguladores locales abren sus puertas a las empresas legítimas de criptomonedas, que según ella ayudan a los negocios locales:

«El enfoque aquí es realmente muy bueno para el espacio cripto, porque lo que está haciendo es asegurarse de que exista una supervisión en términos de esos proveedores».

También señaló que todas las empresas reguladas locales están sujetas a estrictos requisitos de seguridad cibernética.

La lista negra fue creada por el Parlamento Europeo como respuesta a la información contenida en los Papeles de Panamá. Parece improbable que la reciente filtración de FinCen haya influido en la decisión de eliminar a las Islas Caimán de la lista (se mencionan al menos en 652 transacciones). La lista se actualiza cada semestre y la próxima se espera para principios de 2021.

Sigue leyendo: