El yuan digital se concibe para contrarrestar las plataformas tipo Alipay, dice el ex ejecutivo del Banco Popular de China

El yuan digital de China utilizará contratos inteligentes y se construirá para contrarrestar las plataformas de pago similares a Alipay diseñadas por los conglomerados privados, dijo el ex director del Banco Popular de China, Yao Qian.

En su intervención en el Foro Financiero Internacional de Pekín, Qian argumentó que la simple simulación de su homólogo físico no sería suficiente para que el yuan digital tuviera éxito. Para beneficiarse plenamente de su condición de digital, se buscará llegar a ser una «moneda inteligente» haciendo uso de contratos inteligentes, añadió, según fuentes locales.

Los bancos centrales tienen que innovar el dinero fiduciario legal para seguir el ritmo de la digitalización, dijo. Qian mencionó el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el banco central de Canadá como ejemplos de cómo trabajar en monedas digitales basadas en contratos inteligentes.

Al parecer, Qian dijo que la idea inicial de China de crear un yuan digital era para contrarrestar el impacto de las plataformas de pago privadas que se han hecho cada vez más populares, posiblemente implicando el omnipresente servicio de pagos del país, Alipay. Sin embargo, insistió en que el gobierno chino no desarrolló el yuan digital como una herramienta de vigilancia para rastrear todas las transacciones en tiempo real:

“El yuan digital debe lograr un equilibrio entre la protección de la privacidad de los usuarios y la lucha contra delitos como el lavado de dinero, la evasión fiscal y la financiación del terrorismo.”

Los bancos centrales pueden proporcionarles a los usuarios monedas digitales sin intermediarios «si el dólar digital y el yuan digital funcionan directamente en redes de blockchain como Ethereum y Diem», explicó Qian. Las operaciones en capas pueden permitir que la moneda digital del banco central beneficie mejor a las personas sin bancos y logre la inclusión financiera, añadió.

Yao Qian es el director de la Oficina de Supervisión de Ciencia y Tecnología de la Comisión Reguladora de Valores de China. Anteriormente, fue director del Laboratorio de Investigación de la Moneda Digital del PBoC. Es conocido por sus trabajos sobre el yuan digital desde sus primeros pasos en 2014. Su actitud amistosa hacia las criptomonedas como funcionario de la homóloga china de la SEC le hizo ganar el apodo de «criptopadre chino».

No dejes de leer: