«El tiempo no está de nuestra parte» para dar claridad regulatoria a las criptomonedas, dice un legislador estadounidense

El representante de Nueva Jersey, Josh Gottheimer, dijo que los legisladores de Estados Unidos deben aprobar una legislación que aclare el papel de los reguladores sobre las criptomonedas o se arriesgan a que las empresas se vayan al extranjero.

Tras una mesa redonda celebrada el 27 de septiembre con el presidente de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC), Rostin Behnam, y muchos líderes del sector, Gottheimer dijo que algunos de los proyectos de ley sobre criptomonedas propuestos por los miembros de la Cámara de Representantes y el Senado de EE.UU. eran «bloques de construcción» destinados a lograr la claridad normativa. Aunque dijo que era optimista respecto a la Ley de Protección del Consumidor de Materias Primas Digitales, Gottheimer sugirió que el proyecto de ley –destinado a dar a la CFTC mayor autoridad sobre el mercado al contado de criptomonedas- no era la única vía legislativa posible.

«Estoy muy abierto a cualquier solución siempre que proporcione algo de la certeza regulatoria que necesitamos para ofrecer el espacio para que dejemos de perder empresas y startups y emprendedores que están interesados en plantar una bandera aquí y crecer aquí», dijo Gottheimer. «Ya sea el proyecto de ley Stabenow u otros proyectos de ley -Lummis y otros, el proyecto de ley en el que están trabajando en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes- es menos importante que el hecho de proporcionar una orientación clara y unos límites de seguridad».

Además añadió:

«El tiempo no está de nuestra parte. Tenemos que movernos, elegir un regulador y dar al mercado la seguridad y los límites que se merece […] el riesgo de no hacer nada, para mí, es un gran riesgo».

El representante Josh Gottheimer y el presidente de la CFTC, Rostin Behnam, en el Ramapo College de Nueva Jersey el 27 de septiembre. Fuente: Facebook.

Gottheimer, miembro del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, presentó en febrero la Ley de Innovación y Protección de las Stablecoins, una ley que pretende que la Corporación Federal de Seguros de Depósitos de Estados Unidos respalde las stablecoins de forma similar a los depósitos fiduciarios. Sin embargo, la cuestión más amplia de si las criptomonedas y las stablecoins caen en gran medida bajo el ámbito de regulación de la CFTC o de la Comisión de Bolsa y Valores parece cernirse sobre muchos legisladores.

La presidenta de la Comisión de Agricultura del Senado, Debbie Stabenow, y el miembro de mayor rango, John Boozman, presentaron en agosto la Ley de Protección del Consumidor de Materias Primas Digitales. En junio, las senadoras Cynthia Lummis y Kirsten Gillibrand respaldaron la Ley de Innovación Financiera Responsable, un proyecto de ley que incluía la aclaración de las funciones de la CFTC y la SEC sobre las criptomonedas, así como «la regulación de las stablecoins, la banca, el tratamiento fiscal de los activos digitales y la coordinación entre agencias». Muchos legisladores y personas del sector de las criptomonedas también han criticado a la SEC por adoptar un enfoque de «regulación por aplicación» sobre las criptomonedas.

«Creo que podría haber una gran armonía entre todos estos organismos reguladores», dijo Gottheimer. «Está claro que tenemos trabajo que hacer en el Congreso para proporcionar parte de esa orientación y dirección».

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.