El presidente Biden anuncia los candidatos a ocupar las vacantes de la CFTC

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, designó al presidente interino de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos, Rostin Behnam, para que asuma su cargo de forma permanente, así como a otras dos personas para que ocupen vacantes de comisionados.

En un anuncio realizado el lunes por la Casa Blanca, el presidente Biden dijo que planeaba nominar a Behnam (que estuvo al frente de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas, o CFTC, desde que el anterior presidente, Heath Tarbert, dejó el cargo en enero) además de a Kristin Johnson y Christy Goldsmith Romero. Todos los nombramientos deben ser confirmados por el Senado, controlado por los demócratas.

Según su perfil docente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Emory, Johnson estuvo examinando las implicaciones de «las tecnologías innovadoras emergentes, incluidas las tecnologías de libro mayor digital distribuido que permiten la creación de activos e intermediarios digitales». Anteriormente insinuó el establecimiento de una mayor supervisión gubernamental sobre las plataformas de criptomonedas.

Romero actúa como inspectora general especial del Programa de Alivio de Activos en Problemas, una iniciativa creada para «prevenir y detectar el fraude, el despilfarro y el abuso» tras la crisis financiera de 2008. También fue asesora principal en la División de Ejecución de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

No está claro cómo la incorporación de Johnson y Romero afectará a la política sobre activos digitales en la CFTC. Dawn Stump dijo a Cointelegraph en agosto que el organismo gubernamental «no regula las materias primas, y por lo tanto no regula los criptoactivos aunque sean materias primas».

La CFTC cuenta normalmente con cinco comisionados en su panel, pero hay dos puestos vacíos desde la salida de Brian Quintenz el 31 de agosto y del ex presidente Tarbert en enero. Todos los nombramientos deben ser propuestos por el Presidente de los Estados Unidos y confirmados por el Senado en una votación por mayoría simple. Los demócratas controlan actualmente 50 de los 100 escaños del Senado, y la vicepresidenta Kamala Harris puede actuar como árbitro.

Sigue leyendo: