El nuevo programa de análisis de Chainalysis tiene como objetivo ayudar a las autoridades con las criptomonedas confiscadas

En los 11 años transcurridos desde el inicio de la industria cripto, las partes malintencionadas han utilizado activos digitales para una serie de actividades ilegales, desde el pago de drogas hasta el lavado de dinero. La firma de análisis blockchain, Chainalysis, está lanzando un nuevo servicio para ayudar a las autoridades a rastrear, custodiar y vender criptomonedas asociadas con el crimen una vez  de ser confiscadas. La firma llama a la iniciativa su Programa de Realización de Activos (Asset Realization Program).

«Chainalysis creó una solución de extremo a extremo para el seguimiento y localización, planificación previa a la incautación, manejo, el almacenamiento, realización y seguimiento de los activos incautados por las fuerzas del orden», le dijo a Cointelegraph el director general de Chainalysis EMEA, Duncan Hoffman.

Con su nuevo programa, Chainalysis tiene como objetivo ayudar a los clientes de varias maneras, incluida la presentación y venta de fondos digitales confiscados, detener la circulación de activos que alguna vez se usaron ilegalmente y hacerlos fluir legalmente de regreso al ecosistema, según los comentarios de Hoffman.

Varios delitos menores y de alto perfil han involucrado criptomonedas en los últimos años, incluidos hackeos, financiamiento del terrorismo y otros eventos.

Más recientemente, casi USD 1 mil millones en criptomonedas conectados con Silk Road, un infame mercado para la venta drogas cerrado hace siete años, cambiaron de billetera. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, o DoJ, presentó posteriormente una solicitud para arrebatarle el control de los fondos a un hacker desconocido, lo que explica el cambio de dirección de la billetera. Chainalysis trabajó con las autoridades en el caso, según una declaración de Chainalysis proporcionada a Cointelegraph.

El Programa de Realización de Activos de Chainalysis se enfoca en el uso por parte de agencias gubernamentales, así como de practicantes de la insolvencia, jugadores que representan a entidades insolventes, aunque el programa también está abierto a otras personas interesadas.

Como parte de la iniciativa, Chainalysis se asoció con Asset Reality, una empresa que ya trabaja en el nicho de activos confiscados. La firma trabajará con Chainalysis en múltiples procesos, incluida la venta de fondos confiscados.

Los gobiernos han intensificado su compromiso con las criptomonedas en 2020, obteniendo más confianza para hacer cumplir las leyes regulatorias.

Sigue leyendo: