El movimiento WallStreetBets: ¿Los traders se han vuelto locos?

Mucho hemos escuchado sobre las “memes stocks”. Bien sabemos que últimamente los foros de Reddit son utilizados por los Robinhood traders para buscar “tips”. Si bien es cierto que uno que otro análisis es valioso, lo que predomina en esos lugares son esquemas de manipulación. Se habla de un supuesto de democratización de las finanzas. Pero me temo que estamos confundiendo la democratización de las finanzas con una democratización del fraude. Participar en un esquema “pump and dump” no te hace un revolucionario. Se suelen romantizar las hazañas de los pequeños ladrones, pero no podemos confundir el perejil con el cilantro. Una cosa es que los minoristas cuentan con nuevas herramientas y participen en la jugada con los grandes. Y otra muy distinta es que se glorifiquen las prácticas de manipulación. 

Uno queda boquiabierto con el descaro de estos traders. Al parecer, todo es parte de una revolución contra el Establecimiento. David contra Goliat. El hombre pequeño contra los tiburones de Wall Street. Eso suena muy bonito, pero todos sabemos que es una gran mentira. La motivación es clara. Y no es precisamente la paz mundial. Es sencillo. Todo se lo debemos a algo mucho más básico: El dinero. Se envuelve en caramelo. Pero todo es un engaño. Estos traders hacen lo que hacen por el dinero. 

Sigue leyendo: ¿Qué rayos está pasando con el precio de Bitcoin? ¿Por qué?

Claro que no hay nada malo con trabajar por dinero. Pero hay algo llamado el efecto Pinocho. Todas estas narrativas revolucionarias lo que en realidad pretenden ocultar es la farsa de estos embaucadores. Meme Stocks, meme coins, Elon Musk y compañía. Son aceite de culebras. Charlatanerías.  ¿Cómo funcionan? Siempre hay un promotor. Se presenta un objetivo. Gamestop, Dogecoin o Blackberry. Se hace la campaña a través de Twitter, Reddit y las demás redes sociales. Luego, la horda de pequeños traders se activan en modo codicia. Comienzan a comprar. Aquí no hay análisis de fundamental ni nada de eso. La compra se hace a ciegas. Con el tip basta. Los precios empiezan a subir debido a todas las compras. Luego, se vende. Por lo general, después de un comentario negativo por parte del mismo promotor que lo comenzó todo, se vende. 

Por supuesto que los organizadores del esquema no pueden decir que se trata de un vulgar esquema pump and dump. Entonces, el discurso se embellece. Se habla del gran futuro. El poder del hombre común atacando a los poderes sentados en Wall Street. Y toda la parafernalia populista que tanto conmueve. Claro que esto no es nuevo. Eso es más viejo que las ventajas. Sin embargo, las redes sociales han potenciado la capacidad de esos esquemas de organizar la gente. Internet, los foros en Reditt, los exchanges como Robinhood, y Twitter crean las condiciones perfectas para las masificaciones de estos esquemas. 

Ahora bien, ¿cuál es el problema? El problema es el caos. Esto implica un mercado menos honesto. Significa volatilidad. Estas actividades, al ser meramente especulativas, son terriblemente susceptibles a movimientos violentos. Un activo puede subir muchísimo en muy poco tiempo para luego caer dramáticamente. Todo eso incrementa la irracionalidad de los mercados. Resulta sumamente confuso invertir, porque estos esquemas se basan en engaños. Invaden el mercado con falsas promesas, datos incompletos, y mentiras. 

Sigue leyendo: El maximalismo como problema. ¿Son los «maxis» buenos para Bitcoin?

Muchos inversores pueden sentir la tentación de incluir a Bitcoin en esta cesta por el hecho de ser también un activo esencialmente especulativo. Sin embargo, el hecho de ser un activo especulativo no necesariamente implica ser un esquema pump and dump. Bitcoin ya no entra en esa categoría por su tamaño y liquidez. Bitcoin es un proyecto con más sustancia. Y la elevada participación del capital institucional es prueba de ello. En este sentido, Bitcoin es un activo especulativo en la misma liga que el oro. Si bien es cierto que no es tan estable como el oro y su riesgo es mucho mayor, Bitcoin definitivamente no está en la misma liga que Dogecoin. 

Estas técnicas de manipulación, que tanto abundan en los foros de Reddit, son claramente ilegales. Pero, en este contexto, para los reguladores, no es fácil hacer cumplir la ley. No es lo mismo atrapar a un Gordon Gekko o a un Jordan Belfort que a un foro en Internet. En caso del meme stock, es un poco más sencillo. Pero en el caso de las manipulaciones en el cripto espacio es más complicado por la falta de regulación. Elon Musk sería el objetivo principal de cualquier funcionario buscando pasar a la fama. Musk ya ha tenido sus problemas con la SEC por el mismo tema. O sea, por la manipulación de la acción de Tesla. En el caso de Dogecoin, sus manipulaciones son más evidentes, pero no hay suficiente regulación como para armar un caso en su contra. Sin embargo, no descarto que algo surja en el futuro. 

La honestidad no es contraria a la libertad. En otras palabras, es perfectamente posible tener un mercado organizado, regulado, y funcional sin dañar el producto. Por otro lado, el mercado sí se perjudica con este clima tóxico de deshonestidad. Democratizar el fraude y llamarlo libertad no es hacer revolución. Es la misma trampa de toda la vida. Con un vistazo rápido por los foros en Reddit, nos daremos cuenta que ahí no se está cocinando una revolución de nobles principios. Lo que domina es el oportunismo, el resentimiento, y la codicia. 

Sigue leyendo: La inflación y la Reserva Federal: ¿Por qué afecta tanto a Bitcoin?

Si queremos un futuro, debemos construir un mercado más honesto. Honesto en su narrativa. Honesto en sus prácticas. Unas reglas del juego claras y sin trampas es de vital importancia. Se requiere orden. Aquí cualquiera dice lo que le da la gana. Se miente. Se promete. Y se vende algo que no existe. Es la posverdad en su pleno apogeo. Pero no podemos confundir devoción con fanatismo. Este mercado necesita actores más serios. 

La manipulación en este mercado es una realidad. Hemos mejorado mucho, pero todavía falta bastante. Un primer paso es poder identificar las manipulaciones cuando ocurren. Un segundo paso podría ser no glorificarlas. Un mercado más honesto significa un mejor futuro para Bitcoin. Significa más inversores, más capitales, y más liquidez. Eso se traduce en alzas y una mayor estabilidad. Claro que la codicia es inevitable. Las manipulaciones siempre van a existir. Sin embargo, no podemos subestimar el valor de la honestidad.