El ministro de finanzas de Bulgaria dice que el país está explorando opciones de pago con criptomonedas, según un informe

Assen Vassilev, viceprimer ministro búlgaro para los fondos de la UE y ministro de Finanzas, dijo que la nación miembro de la UE está explorando opciones para implementar un mecanismo de pago con criptomonedas.

Según un informe del viernes de Bloomberg, Vassilev dijo que el gobierno estaba en discusión con el Banco Nacional de Bulgaria, así como los actores de la industria para explorar los cripto pagos «en el corto y mediano plazo». Sin embargo, añadió que era poco probable que Bulgaria se convirtiera en un centro importante para los mineros de criptomonedas, se informa que muchos están considerando dejar Kazajistán en medio de la agitación política y las interrupciones de Internet.

El gobierno búlgaro todavía puede ser uno de los mayores HODLers en el mundo después de la incautación de 213,519 Bitcoin (BTC) de una red de delincuencia clandestina antes de la carrera alcista de 2017 – valorado en aproximadamente USD 3,500 millones en el momento, pero más de USD 8.2 mil millones en el momento de la publicación. No está claro si los funcionarios vendieron o subastaron las criptomonedas en ese momento o si siguen manteniendo los activos digitales.

Como miembro de la Unión Europea, Bulgaria es uno de los ocho países que no ha adoptado el euro y no se beneficiaría necesariamente de la implementación de un euro digital entre los bancos centrales participantes. En junio de 2021, el gobierno y los funcionarios del Banco Nacional de Bulgaria dijeron que tenían la intención de adoptar el euro a partir de 2024. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, dijo en marzo que la moneda digital podría no introducirse hasta 2025, si acaso no más tarde.

En 2021, un jurado federal de Estados Unidos declaró al propietario del exchange de criptomonedas, RG Coins, con sede en Bulgaria, Rossen Iossifov, culpable de conspiración para cometer chantaje y blanqueo de dinero. El ciudadano búlgaro colaboró con otros en un esquema que defraudó a unos 900 estadounidenses por más de USD 7 millones. Fue condenado a diez años de prisión.

Sigue leyendo: