El Departamento de Estado de EE.UU. insta a El Salvador a ser «responsable» con la adopción de Bitcoin

La subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, dijo que El Salvador debe asegurarse de que Bitcoin esté bien regulado bajo su nuevo marco legal.

En una rueda de prensa celebrada el miércoles tras reunirse con el presidente Nayib Bukele, Nuland dijo que EE.UU. estaba adoptando una «mirada dura hacia Bitcoin» tras el ataque de ransomware al Colonial Pipeline y recomendó que El Salvador adoptara un enfoque similar. El país aprobó en junio una ley que convierte a Bitcoin (BTC) en moneda de curso legal, legislación que entrará en vigor el 7 de septiembre.

«Le sugerí al Presidente que, sea lo que sea lo que Salvador decida hacer con respecto a Bitcoin, lo importantes es que se garantice asegure que está bien regulado, que sea transparente y que sea responsable, y se proteja contra los actores malignos», dijo Nuland.

La reunión de Nuland con el Presidente, así como con la Ministra de Asuntos Exteriores, Alexandra Hill Tinoco, estaba programada en el marco de una visita a El Salvador, Paraguay y Panamá a finales de junio para hablar de migración, democracia y objetivos regionales.

Sin embargo, parece que la criptomoneda puede haber formado parte de la agenda prevista. Funcionarios estadounidenses, incluido el presidente Joe Biden, han hecho declaraciones públicas sobre los ataques de ransomware a infraestructuras claves luego de que el ciberataque a Colonial Pipeline provocara el acaparamiento y la escasez de combustible en algunas zonas de EE.UU.

La discusión sobre Bitcoin entre funcionarios estadounidenses y salvadoreños se produce mientras el Fondo Monetario Internacional, o FMI, está en conversaciones con los legisladores del país centroamericano sobre un préstamo para apoyar la economía local. El Departamento de Estado de EE.UU. aparentemente está a favor del acuerdo financiero, aunque el FMI ha expresado su preocupación por la reciente adopción de Bitcoin por parte de la nación, diciendo que la medida «plantea una serie de cuestiones macroeconómicas, financieras y legales que requieren un análisis muy minucioso».

Sigue leyendo: