Ejecutivo de Wave Financial Group advierte sobre riesgos en préstamos DeFi

¿Préstamos? ¿Garantías? ¿En el mundo crypto? Ryan Anderson, Head of Trading en Wave Financial Group, compartió con Cointelegraph en Español un extenso y detallado análisis para desmitificar y profundiar un área creciente del mercado crypto: la que tiene que ver con los préstamos.  

“Frecuentemente, se ofrecen oportunidades de inversión muy ostentosas, las cuales de hecho tienen antecdentes en los mercados tradicionales que no son tan conocidos. Particularmente, pensamos en los ´repo markets´ y los ´securities lending´, y cómo han sido presentados de nuevo en los mercados cryptos”, explicó Anderso, y parte de su objetivo es aclarar estos temas. 

El análisis también se ha visto influenciado por las oportunidades «DeFi» que aparecieron en los mercados cryptos últimamente. 

Pero veamos a continuación la perspectiva de Anderson para tratar de entender cómo funcionan los criptopréstamos respaldados por criptomonedas. Además, las preguntas importantes siguen siendo las mismas: ¿quiénes son los prestamistas y quiénes son los prestatarios? ¿Por qué participan en estas operaciones? ¿Qué fuerzas dan forma al mercado y cómo reaccionan los actores involucrados en estas fuerzas?

“Hay algunos lugares del mundo donde los prestatarios pueden pedir prestadas criptomonedas, como BTC, con otro tipo de criptomoneda como garantía. La mitad del libro de préstamos de Genesis Capital tiene términos para BTC, y los préstamos de criptomonedas alternativas constituyen una parte pequeña, pero también real”, explicó

(Préstamos de Genesis Capital pendientes de pago por activo hasta el trimestre 1 de 2020. Fuente: Genesis Capital)

También contó que Bitrue, un mercado cambiario, también se ha diversificado hacia los criptopréstamos respaldados por criptomonedas.

(Fuente: Bitrue)

“En el mundo tradicional, probablemente, las operaciones como esta se comparan mejor con una forma de préstamo de valores. De esta manera, las personas que poseen BTC y otras criptomonedas deseables pueden obtener un retorno adicional por prestar sus activos a las contrapartes que necesitan el préstamo. Por lo general, esta operación facilita las ventas en corto, pero el préstamo podría usarse de igual manera para financiar una operación de futuros u otra similar”, detalló.

“En las acciones, el interés en corto, o porcentaje de acciones en circulación tomadas en préstamo en operaciones de préstamo de valores, suele ser una señal de la tendencia del mercado con respecto a una acción en particular. La lista de acciones con el interés en corto más alto en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) es una hilera asesina de empresas de bajo rendimiento”, añadió.

(Acciones con el mayor interés en corto en operaciones bursátiles de la NYSE. Fuente: highshortinterest.com)

Hasta donde sabemos, no existe una métrica similar en funcionamiento para las criptomonedas, probablemente debido al hecho de que la mayoría de las altcoins no valen mucho en relación con el BTC, pero, tal vez, en el futuro, podamos examinar cifras similares como ayuda para la valoración.

La historia más importante, cuando se trata de criptopréstamos respaldados por criptomonedas, se puede encontrar en el mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi). 

«DeFi» es un término general para las actividades de un sector en auge de la industria, que aprovecha el poder de los contratos inteligentes para liquidar automáticamente operaciones financieras complicadas. Como nota al margen, este tema puede volverse bastante complicado, ya que trata, en gran medida, con la informática distribuida esencial, e, incluso, personas como Vitalik Buterin luchan por comunicar lo que está sucediendo con precisión y en términos claros.

Un contrato inteligente es un tipo de aplicación desarrollada con un lenguaje de programación que fue creado por los fundadores de Ethereum. 

A diferencia de Bitcoin, Ethereum es más útil de esta manera: “Al mismo tiempo que sus fundadores desarrollaron una criptomoneda, también crearon una forma para que las personas se comunicaran e interactuaran utilizando funciones basadas en criptomonedas. Los buenos usos para los contratos inteligentes incluirían aplicaciones como el depósito en garantía (escrow) en las operaciones de bienes raíces. Se puede programar el contrato inteligente para aceptar fondos de un comprador, retenerlos y entregarlos a un vendedor automáticamente después del cumplimiento de ciertas condiciones especificadas al crearse la aplicación”.

MakerDAO fue pionera en un modelo que está muy presente en la actualidad: “Permitía que cualquier persona tomara prestadas criptomonedas de un contrato inteligente, con la provisión de una garantía equivalente al 150% del préstamo. En particular, MakerDAO permitió a los operadores bursátiles depositar ETH y recibir una moneda estable, DAI, cuyo valor está vinculado algorítmicamente uno a uno al dólar estadounidense. El contrato inteligente creaba esta moneda DAI y almacenaba la garantía, mientras que, además, manejaba funciones como las demandas de ajuste de los márgenes de garantía. Incluso liquidaba la garantía si el prestatario no recapitalizaba el préstamo. Desde su fundación, los operadores bursátiles han otorgado más de USD 500 millones en garantías para tomar préstamos de DAI de contratos inteligentes”.

(Fuente: DeFi Pulse)

Anderson explicó luego: “La siguiente evolución en las DeFi fue un proyecto llamado Compound, que dio un giro al negocio de MakerDAO. Permitió que un mercado bidireccional de prestatarios y prestamistas se asociara en el contrato inteligente. Además, permitía una amplia gama de activos de liquidación”. 

Sobre esto detalló: “Los prestatarios podían tomar prestadas monedas estables, como DAI y USDT, pero también criptomonedas básicas, como ETH, BAT o 0x, mientras ofrecían como garantía cualquier combinación de dichas monedas. Además, los prestamistas podían prestar cualquiera de sus activos. Para alinear los incentivos, el contrato inteligente detrás de Compound varía las tasas de interés (independientemente para depositantes y prestatarios) y los multiplicadores de garantías entre los activos”.

(Un ejemplo de lo que ofrece el panel de Compound: tasas sobre depósitos y préstamos en varias monedas, así como la opción de activar cualquier combinación de activos como garantía. Fuente: Compound) 

Es importante tener en cuenta que el diferencial entre las tasas de interés para el depositante y el prestatario (APY, en la imagen de arriba) no se paga como ganancia a los propietarios de Compound. De hecho, no hay realmente propietarios de Compound, en el sentido que pensaríamos con respecto a cualquier otro negocio. El diferencial está destinado exclusivamente a estabilizar los mercados de préstamos.

Podemos visualizar la evolución de estas tasas a lo largo del tiempo, gracias a DeFi Pulse. La tasa en Maker ha sido el punto de referencia desde, al menos, 2017, pero, de vez en cuando, las plataformas más pequeñas han ofrecido brevemente tasas mucho más altas. 

Durante el último año, una tasa compuesta anualizada rastreada por DeFi Pulse disminuyó de un promedio del 10%, aproximadamente, a menos del 5%, después del gran colapso de marzo.

(Fuente: DeFi Pulse)

(Medida compuesta de DeFi Pulse para las tasas de interés de préstamos en las plataformas de DeFi desde junio de 2019. Fuente: DeFi Pulse)

Sin embargo, últimamente, los cambios impulsados por Compound han remodelado el mercado de las tasas de interés. Hasta junio de este año, la suma de los activos depositados y tomados en préstamo en Compound tenía un valor promedio de, aproximadamente, USD 100 millones. En junio, ese número se disparó a más de USD 600 millones.

(Fuente: DeFi Pulse)

“Lo que causó ese aumento drástico fue una decisión tomada por el equipo detrás de Compound de lanzar una moneda de intercambio, COMP, que fue diseñada para hacer un seguimiento de la aceptación y el éxito de Compound como plataforma. Esto la hace similar a la moneda más conocida de Binance, BNB. A pesar de ser lanzada antes de que se comenzara con las operaciones cambiarias en Binance, al BNB le ha ido bastante bien y, actualmente, ocupa el puesto número 11 en capitalización de mercado entre todas las criptomonedas”, resaltó Anderson.

(Precio y volúmenes de BNB en operaciones cambiarias desde julio de 2017. Fuente: CoinMarketCap)

“El equipo de Compound se tomó en serio esas palabras cuando lanzó COMP y decidió implementar una especie de dividendo o recompensa en su plataforma”, indicó. 

En una publicación de Medium el 27 de mayo, Robert Leshner, fundador de Compound, estableció los términos de su plan: «Todos los usuarios y todas las aplicaciones desarrolladas sobre Compound recibirán de manera continua y automática derechos de gobierno, en forma gratuita, para dar forma al futuro del protocolo».

(Diagrama que explica el programa de distribución de COMP. Fuente: Compound)

En los días posteriores al anuncio, los entusiastas de las DeFi se dieron cuenta de lo lucrativas que eran las recompensas en forma de tokens, como las que ofrecía el programa de COMP. Más concretamente, se dieron cuenta de que esas recompensas de tokens podían obtenerse a una tasa más alta mediante el uso del apalancamiento, que podían obtener en la red de plataformas de préstamos descentralizadas.

Han surgido voces más escépticas en respuesta a los rumores que rodean la agricultura de rendimiento. Leshner, el fundador de Compound, llamó a la actividad una «anarquía autoorganizada», en tanto que Vitalik Buterin, el fundador de Ethereum, compartió sus propias preocupaciones:

 

(Fuente: Twitter)

(Este código fuente de Compound calcula el «APY», que se cita a menudo en los análisis sobre yeld farming. El documento agrega: «Tenga en cuenta que el valor de supplyRatePerBlock puede cambiar en cualquier momento». Fuente: Documentos de Compound)

Anderson continuó con una comparación: “Cuando aumenta el rendimiento sobre un bono emitido por Coca-Cola, que, en sí mismo, sólo sucedería cuando ocurriesen eventos inesperados, como una explosión de una fábrica o una investigación de la FDA, los inversores que se sienten atraídos a comprar el bono por el rendimiento más alto que se ofrece tienen la garantía de obtener ese rendimiento durante la vida restante del bono, suponiendo que Coca-Cola no incurra en incumplimiento. Si el rendimiento vuelve a caer más tarde a los niveles anteriores, los inversores que realizaron la compra cuando el rendimiento era alto, de hecho, se beneficiarán, porque su bono valdrá más de lo que solía valer. Ahora, eso no quiere decir que sus flujos de efectivo cambien: por un bono emitido con un cupón del 2%, se pagará un cupón del 2% hasta su vencimiento. Pero, con el tiempo, obtienen el rendimiento descrito al momento de la compra”. 

Y dijo: “Este no es el caso para el mismo inversor que otorga un préstamo en un lucrativo contrato de DeFi. Solo obtiene esa alta tasa de interés mientras persista en el mercado, por lo que no hay forma de evaluar realmente cuáles serán las ganancias en una operación cambiaria en particular. Si, al momento de la operación cambiaria, la tasa de interés del préstamo en Compound para el ETH es del 20% anualizado, y un inversor presta 1,000 ETH, ganará el valor de un bloque de una tasa de interés anual del 20%. El tiempo promedio entre bloques para el ETH ha sido de, aproximadamente, 15 segundos, lo que implica muy poco tiempo para que se acumule esa alta tasa de interés”.

Entonces explicó: “Notaremos que, para operaciones como la descrita por Shimron (…) hay cantidades realmente considerables de tokens que se entregan en forma de recompensas al momento de la operación cambiaria. Pero hay que recordar que las cifras del ´100% de APY´ que se arrojan son tasas anualizadas, lo que significa que asumen que se puede garantizar la misma tasa en el transcurso de todo un año. El COMP apenas se lanzó el 15 de junio. Esto debería tomarse como una advertencia para los inversores que buscan acumular con la yeld farming, atraídos por tasas increíblemente altas. Es difícil esperar que estas tasas persistan durante un período suficiente como para acercarse a las tasas anunciadas. Y, finalmente, debe tenerse en cuenta que las recompensas que conducen a estas cifras de ´100% de APY´ todavía se expresan en criptomonedas alternativas volátiles. No hay garantía de que, incluso si se alcanzara la cantidad de tokens necesaria para lograr un ´100% de APY´, esos tokens valdrían algo una vez que todo esté dicho y hecho”.

Pero la cosa no queda ahí, así que Anderson señaló lo siguiente: “Incluso si la duración de los préstamos y el zigurat desmenuzable de apalancamiento sobre el que se apoyan no fuesen suficientes para hacer que los inversores inteligentes los pasen y vivan para luchar otro día, hay un componente central aún sin examinar: la naturaleza del prestatario del otro lado del préstamo. Cuando se realiza un depósito en un banco, también se trata de un préstamo a corto plazo, que devenga una tasa de interés variable. Sin embargo, desde la Gran Depresión, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos ha respaldado el crédito de las tenencias de depósitos de estos bancos con una garantía del gobierno, lo que los hace, esencialmente, libres de riesgo. Cuando un prestamista de criptomonedas solicita depósitos de inversores en su plataforma, el inversor puede tomar su propia decisión de prestar o no sobre la base de la solvencia del prestamista, su libro de prestatarios y la tasa que se ofrece. Cuando un operador bursátil deposita monedas estables u otras criptomonedas en una plataforma de DeFi, debe tomar su decisión en un vacío, con solo la tasa que se ofrece para guiar su pensamiento y sin información real sobre la fiabilidad del contrato inteligente o los prestatarios del otro lado que ejecutan el sistema”. 

Conclusión

“En nuestra lectura, los riesgos de los préstamos de las DeFi en cualquier nivel son bastante altos, y los retornos son inciertos. Más concretamente, los riesgos de yield farming aumentan con el apalancamiento permitido por las implementaciones de contratos inteligentes, y los retornos se vuelven aún más inciertos por su dependencia al precio volátil de las recompensas en forma de token. Los inversores interesados en comprometer su capital o el capital de sus clientes en estos esfuerzos deberían limitar drásticamente la cantidad de fondos que les asignan”.

Sobre Ryan Anderson

Es director de operaciones de Wave Financial Group. Antes de unirse a Wave Financial Group en 2019, Ryan fue investigador asociado en Bridgewater Securities y comerciante en Goldman Sachs. Ryan recibió su BA de la Universidad de Pennsylvania.

Importante: Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados por Ryan Anderson no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph. Ninguna parte de este material debe interpretarse como una oferta o una recomendación para comprar, vender o mantener valor alguno u otro tipo de producto financiero. El análisis de Ryan Anderson incluido en esta publicación tiene por objeto brindar información y opinión de forma generalizada. Pero ninguna parte de este análisis tiene por objeto constituir un consejo de inversión, una recomendación o una introducción a una financiación o un recurso de capital en particular.

Te puede interesar: