EE.UU. está perdiendo la «guerra fría tecnológica contra China», dice el cofundador de Ripple

Hablando en la conferencia de la Cumbre de LA Blockchain el 6 de octubre, el cofundador de Ripple, Chris Larsen, criticó a los Estados Unidos por quedarse atrás en la carrera para diseñar «la próxima generación del sistema financiero mundial».

El discurso amplió algunas de las frustraciones de Larsen con las regulaciones de los Estados Unidos que han llevado a la compañía a considerar mudarse a una jurisdicción diferente.

Larsen argumenta que los Estados Unidos se han quedado «lamentablemente atrás» en la «guerra fría tecnológica actual con China», afirmando que el gobierno central de China ha superado a los legisladores estadounidenses en cuanto a la claridad legislativa, la asignación de recursos, la construcción de infraestructura y el fomento de la innovación en blockchain y otras tecnologías emergentes, incluyendo grandes datos, vigilancia e inteligencia artificial.

“China ha reconocido que esas tecnologías son las claves de quién va a controlar el sistema financiero de la próxima generación […] SWIFT y la banca corresponsal no va a ser el sistema con el que viviremos en las próximas dos décadas.” 

El cofundador de Ripple subrayó el fracaso de los Estados Unidos en adoptar iniciativas para digitalizar el dólar, señalando que China está «muy adelantada en lo que respecta a la moneda digital del banco central» (CBDC). Larsen añadió que una CBDC le permitirá a China «difundir el yuan a nivel mundial» y socavar el dominio del dólar estadounidense en los mercados internacionales.

A principios de esta semana, el vicegobernador del Banco Popular de China, Fan Yi Fei, reveló que el banco central ya ha liquidado más de USD 162 millones en transacciones domésticas a través de su programa piloto de moneda digital y pago electrónico (DCEP).

Larsen declaró que los reguladores chinos han sido mucho más adaptables que sus homólogos estadounidenses, y sostuvo que la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) debería reconocer que la cadena de bloques es un campo de batalla crítico en la carrera de armamentos tecnológicos con China, en lugar de mantener las políticas de exclusión que fueron diseñadas para detener la locura de las ofertas iniciales de monedas (ICO) de 2017.

Larsen también advirtió de los peligros del dominio de China en la criptominería, afirmando que «la minería proof of work está controlada por China» y que los mineros chinos están «bajo el control del Partido Comunista Chino».

“Los mineros son los amos. Pueden reescribir la historia si quieren. Pueden bloquear las transacciones.” 

El presidente ejecutivo de Ripple describió las políticas de la SEC como favorables a los protocolos de prueba de trabajo, consolidando el control de China sobre el sector global de criptomonedas.

No dejes de leer: