¿Cómo lanzar una STO? Un informe predice que el mercado alcanzará una valoración de USD 3,000 millones en 2025

Los tokens de seguridad pueden estar preparados para un crecimiento exponencial a medida que los actores de la industria de la tokenización de valores revelen pronósticos optimistas basados ​​en la creciente demanda. Con eso, el tamaño del mercado para 2025 podría alcanzar la marca de $3 mil millones, según el informe area2invest, un mercado de tokens de seguridad. El estudio realizado por el mercado de tokens de valores con sede en Liechtenstein también sugiere una tasa de crecimiento anual compuesta (Compound annual growth rate, CAGR por sus siglas en inglés) del 56,9%. 

Como le dijo a Cointelegraph, Bernhard Thalhammer, jefe de relaciones con emisores de area2invest: «Todos los días, recibimos varias solicitudes, no solo de empresas de blockchain o cripto, sino también de empresas más tradicionales que tienen proyectos STO (Security Token Offerings) muy concretos en mente». Añadió: «De hecho, estamos bastante sorprendidos de lo bien informados que están y de lo lejos que están en su proceso de toma de decisiones».

Las principales instituciones ya han descubierto sus experimentos de tokenización de valores, con ejemplos recientes como el Banco Europeo de Inversiones, el Banco Central de Tailandia y el Union Bank of Philippines en colaboración con Standard Chartered Ventures.

Este mes de mayo, el exchange de criptomonedas INX realizó la primera oferta de tokens de seguridad (STO) registrada en la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC), con más de $125 millones en ganancias de la recaudación de fondos.

A pesar de que las STO son más populares entre las empresas de la industria blockchain, las oportunidades de crecimiento para el mercado de tokens de seguridad pueden depender de empresas de sectores tradicionales, que tienen menos experiencia con la tecnología de tokenización.

Eventualmente, la tokenización de valores podría cambiar el modelo tradicional de emisión de acciones y bonos, pero la brecha de conocimiento frena el crecimiento del mercado de STO además de los obstáculos regulatorios. Sin embargo, el proceso de emisión del token de seguridad es más sencillo de lo que cabría esperar. Se puede dividir en cuatro pasos, según el informe area2invest. La preparación para la venta de tokens podría demorar entre 18 y 24 semanas, seguida de un período de inversión de 15 a 52 semanas.

Generación de ideas

El informe sugiere que la primera fase de una STO se reduce a diseñar el modelo ideal de una oferta de token de seguridad y redactar el plan sobre cómo llevar el token al mercado. En esta etapa, un emisor potencial tiene que responder algunas preguntas sobre la idea de inversión, incluidos los detalles del producto de inversión que se avecina, el tipo de inversor al que está dirigido el producto y el volumen de financiación objetivo.

Las STO recientes muestran que la digitalización del proceso de obtención de capital brinda a las empresas flexibilidad en términos del tipo de valores que les gustaría emitir y el tipo de inversores a los que se dirigen. En abril de 2021, por ejemplo, lbilletera Exodus completó una STO aprobada por la SEC, ofreciendo sus acciones a inversores tanto profesionales como minoristas a través de su billetera. El emisor también puede optar por otra combinación. En mayo, el DBS Bank, con sede en Singapur, emitió un bono digital de $11,3 millones de dólares, disponible solo para inversores profesionales.

Las empresas que comienzan el viaje de la oferta de tokens de valor también deben considerar sus estrategias de marketing y distribución, la entidad que llevaría a cabo una STO, el análisis del sentimiento del mercado y el marco regulatorio.

Profundizando en los aspectos de la STO que se aproxima, el emisor tiene que definir finalmente el presupuesto del proyecto: ¿cuánto costaría realmente tener una STO? ¿La emisión está justificada por los números? “Al igual que con cualquier emisión, existen costos fijos iniciales, que también es el caso de STO, por ejemplo, el prospecto. Además, existen costos asociados con el volumen de financiamiento”, agregó Thalhammer.

Estructurar una STO

Con el plan de la oferta de tokens de valor en su lugar, el emisor debería tener una conversación más matizada sobre los aspectos financieros de la próxima STO. El precio del token debe reflejar la valoración real de la empresa, por lo que el emisor debe considerar una asesoría financiera corporativa para confirmar que los límites máximos y mínimos coinciden con los fundamentos.

Otra pregunta que surge a la superficie en la segunda fase son los derechos y obligaciones que obtienen los inversores potenciales, y cómo los tokens de seguridad como producto deben estructurarse para proteger a todos los participantes de la STO.

Una tarea crucial es identificar la jurisdicción más atractiva para la emisión y garantizar que la oferta de tokens cumpla con la regulación del país en todos los requisitos, incluidos los impuestos. Para determinar las rutas más eficientes para resolver cualquier problema legal, se recomienda encarecidamente contratar a un asesor legal, según el informe.

A partir de la información anterior, el emisor debe preparar la documentación del producto, que puede presentarse en forma de folleto de valores o de memorando de inversión, y distribuirla entre la base de inversores potenciales.

La digitalización de los valores requiere que los emisores tengan en cuenta el aspecto técnico de una STO. La programación de los contratos inteligentes es un elemento clave para ello, pero también es importante garantizar la custodia de los tokens. Esto requiere asociarse con participantes del mercado especializados en la tokenización de activos y con custodios para que la ejecución de la STO vaya según lo previsto.

El principal criterio a considerar es el historial de la empresa de tokenización, así como el hecho de que las interfaces y el intercambio de información estén bien integrados en el ecosistema de la STO. Un socio de tokenización debe sugerir la red blockchain adecuada.

Listado y distribución

En la tercera fase, el emisor tiene que llevar los tokens al mercado, y el informe identifica cinco pasos. Antes de crear los tokens, hay que hacer los últimos preparativos. El modelo del token tiene que ser revisado por una fuente externa, normalmente un broker, y hay que llevar a cabo la campaña de marketing del token.

A continuación, se acuña el token de seguridad de la empresa, y los inversores que reúnan los requisitos de Conozca a sus clientes (KYC) y Anti lavado de Dinero (AML) acceden a la venta del token. Una vez completada la compra, los valores tokenizados se entregan a las billeteras de los inversores. A pesar de la simplicidad de este proceso, la venta de tokens podría durar hasta 52 semanas, dependiendo del nivel de demanda de los inversores.

Servicio de activos

El apoyo posterior a la emisión, que incluye un montón de acciones administrativas, es una parte integral de una STO, aunque a menudo permanece en las sombras de las ventas de tokens. Como valor de pleno derecho, los tokens deben recibir un servicio adecuado. Esto implica construir las normas de información para los activos tokenizados y organizar las relaciones con los inversores.

Un modelo sostenible basado en tokens también debe incluir sistemas fáciles de usar para el pago de cupones o dividendos, dependiendo del tipo de valor, y un vehículo para que los inversores voten sobre las acciones corporativas.

Sigue leyendo: