Coinbase firma un nuevo contrato de 1.36 millones de dólares con la agencia de aduanas estadounidense

Coinbase, la gran empresa de exchange de criptomonedas de Estados Unidos, ha conseguido un contrato para desarrollar tecnología para el Departamento de Seguridad Nacional por un valor de 1.36 millones de dólares.

En virtud del acuerdo, se ha contratado a Coinbase para suministrar un «software de desarrollo de aplicaciones como servicio» para la división de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE).

El contrato entró en vigor el 16 de septiembre y Coinbase recibirá 455,000 dólares del departamento. Sin embargo, el contrato podría ampliarse hasta un total de tres años, con lo que Coinbase recibiría hasta unos 1.36 millones de dólares.

El acuerdo es la segunda colaboración entre Coinbase y el ICE, ya que el exchange consiguió un contrato de 30,000 dólares para prestar «servicios informáticos forenses» a la agencia en agosto.

La noticia ha recibido la reacción de la comunidad de criptomonedas; el director de estrategia de la Fundación de Derechos Humanos, Alex Gladstein, afirmó que la compensación es relativamente baja dada la escala de las operaciones de Coinbase y el riesgo de reputación que supone para el exchange la asociación:

“Esto no es mucho dinero para Coinbase. Es extraño que arriesguen mucho en cuanto a su reputación por una suma tan relativamente pequeña.”

La noticia también ha resucitado las críticas relacionadas con la adquisición de Coinbase en 2019 de la startup de análisis blockchain Neutrino.

Durante el año de la adquisición, se informó que las personas detrás de Neutrino habían sido previamente parte de Hacking Team, una compañía revelada por haber ayudado a los regímenes autoritarios a espiar a los periodistas.

El director general de Neutrino, Giancarlo Russo, fue el ex director general de Hacking Team, mientras que su director técnico, Alberto Ornaghi, estuvo en la empresa durante más de 8 años. Según el Washington Post, la empresa italiana estuvo implicada en el asesinato de varios periodistas en Oriente Medio entre 2013 y 2018.

En marzo de 2019, el CEO de Coinbase, Brian Armstrong, dijo que el personal de Neutrino con conexiones previas con la controvertida firma Hacking Team haría la transición fuera de sus nuevos roles en el exchange.

En respuesta al nuevo contrato de Coinbase con ICE, el CEO de Kraken, Jesse Powell, tuiteó:

“Más extraña aún es la adquisición que hicieron y el golpe a la reputación que recibieron para poder ofrecer este servicio al gobierno.”

Desde su adquisición de Neutrino, Coinbase también ha firmado contratos con el Servicio Secreto de los Estados Unidos -que anunció la creación de un grupo de trabajo contra el fraude cibernético en julio de 2020-. El grupo de trabajo ha recibido el mandato de investigar el uso de las criptomonedas con fines delictivos, declarando ese mismo año:

“Las criptomonedas presentan una nueva y preocupante oportunidad para que los individuos y los estados delincuentes eviten las sanciones internacionales y socaven los mercados financieros tradicionales, perjudicando así los intereses de los Estados Unidos y sus aliados.”

Actualmente, Coinbase está inmersa en una disputa regulatoria con la Comisión del Mercado de Valores, ya que el regulador se siente molesto con su producto de préstamo de stablecoins y amenaza con llevar a la empresa a los tribunales.

Sigue leyendo: