CEO y COO de Atani: “Bitcoin ha sido probablemente la mejor inversión de la última década”

¿Será este año positivo para Bitcoin y las criptomonedas? ¿A cuánto podría llegar el precio de BTC? ¿Es Bitcoin una buena inversión? Sobre estos y otros temas, conversamos con Paul Barroso, co-fundador y CEO de Atani, y con Haydée Barroso, co-fundadora y COO de esa firma.

Fernando Quirós (FQ): ¿Será el 2021 un buen año para Bitcoin y las criptomonedas?

Paul Barroso (PB): Claramente lo está siendo. En lo que llevamos de año el precio de Bitcoin se ha duplicado, y la capitalización del mercado de las criptomonedas en su conjunto casi se ha triplicado. 

Los inversores institucionales están desembarcando en el mercado crypto y seguirán incrementando su exposición. Lo cual, además, facilitará el acceso a más inversores minoristas.

Por otro lado, estamos viendo mucho interés por parte de fondos de “venture capital” y, ahora también, de grandes corporaciones, como PayPal, con apuestas estratégicas de largo plazo y planes muy ambiciosos para desarrollar productos y servicios en el ámbito de crypto.

Todo ello, unido a la salida a bolsa de Coinbase, va a hacer que el mercado esté muy activo, tanto en compraventa de criptomonedas como en adquisiciones de compañías de crypto.

Desde un punto de vista tecnológico, estamos viendo también muchísimos avances en todo lo que tiene que ver con la mejora de la escalabilidad de las blockchains programables. Tanto el trabajo del ecosistema Ethereum, como el de alternativas como Polkadot o Solana es muy prometedor.

Estamos convencidos de que, a lo largo de 2021, el ecosistema crypto en su conjunto seguirá madurando, creciendo en utilidad, atrayendo capital y talento.

FQ: ¿Es Bitcoin una buena inversión?

PB: Indudablemente, desde una perspectiva histórica, lo es. Bitcoin ha sido probablemente la mejor inversión de la última década. En 2010, el precio de salida de Bitcoin fue de aproximadamente 0.003 dólares. A día de hoy, cotiza por encima de los 55,000 dólares. Es decir, un euro invertido hace apenas diez años se habría revalorizado hasta más de 18 millones a día de hoy.

En el momento presente, hay varios factores macroeconómicos que hacen que Bitcoin sea muy atractivo de cara al futuro. El contexto de bajos tipos de interés hace que los inversores busquen rentabilidad incrementando su exposición a activos alternativos. Y las criptomonedas son ya un activo alternativo en toda regla.

Adicionalmente, el brusco incremento de la oferta monetaria por parte de los principales bancos centrales como respuesta a la pandemia está alimentando el fantasma de la inflación. Los inversores buscan «valores refugio», y Bitcoin se ha posicionado como el sustituto digital del oro. Los grandes inversores institucionales lo están incluyendo en sus carteras e incluso grandes corporaciones como Microstrategy o Tesla lo están adoptando en sus estrategias de gestión de tesorería.

FQ: ¿A cuánto crees que podría llegar el precio de Bitcoin en 2021?

PB: Hacer predicciones es muy arriesgado. Parece que hay un consenso que habla de los 100,000 dólares como el siguiente techo que Bitcoin va a romper. Pero también hay analistas que hablan de un «súper-ciclo» y de cómo Bitcoin podría superar el millón de dólares antes de finalizar el año.

En cualquier caso, para navegar un mercado tan cambiante como el de cripto, lo importante no es tener una bola de cristal, sino contar con las herramientas y los sistemas adecuados. Lo importante es ser capaz de analizar el precio y la liquidez de los mercados en tiempo real, monitorizar nuestra cartera de inversiones, configurar alertas que nos avisen de movimientos extremos del precio y operar con órdenes avanzadas que nos permitan recoger beneficios (“take profit”) y limitar las pérdidas (“stop loss») en un entorno volátil. Para eso precisamente construimos Atani. Para hacer que herramientas de inversión en criptomonedas, gestión de carteras y fiscalidad estén al alcance de todos. 

FQ: ¿Cómo ven el mercado crypto en España?

Haydée Barroso (HB): Atani es un producto global y nuestra ambición es internacional. A día de hoy, ya damos servicios en más de diez idiomas a inversores y “traders” en criptomonedas de más de 100 países.

De hecho, cualquier persona que tenga una cuenta abierta (o no la tenga aún, pero quiera y pueda abrirse una) en alguno de los crypto exchanges a los que damos soporte en la plataforma, es un potencial usuario de Atani. Y, aunque seguiremos incorporando nuevos exchanges en el futuro, ya damos soporte a más de veinte de los mayores exchanges del mundo, como por ejemplo Binance, Coinbase Pro, Kraken, OKEx, Huobi o KuCoin.

Por eso, por la propia naturaleza descentralizada del ecosistema crypto, y porque el capital y el talento son cada vez más globales, siempre miramos al mercado desde una perspectiva global.

El mundo en el que vivimos nos plantea retos titánicos, como la pandemia o el desarrollo sostenible, que exigen respuestas coordinadas globalmente. Pero también, nos ofrece oportunidades gigantescas, como la de poder crear productos de software, basados en internet y en la tecnología crypto, que resuelven problemas a miles de millones de personas y sobre los que se pueden desarrollar negocios potencialmente enormes. O oportunidades como el trabajo remoto, en el que creemos firmemente y que practicamos radicalmente, que nos permite acceder al mejor talento del mundo, independientemente del país en el que se encuentre.

Mirar al mundo desde la perspectiva de los mapas políticos es ponernos barreras mentales y hacernos pequeños. 

En España, el mercado potencial es de 47 millones de personas. En el mundo, el mercado potencial es de casi 7,700 millones de personas. 

Desde ese punto de vista y como comentaba Paul antes, el mercado global de crypto está en un momento fantástico, y las perspectivas a futuro, en un horizonte de cinco o diez años, son extraordinarias.

FQ: ¿Hace falta regulación?

HB: Siempre va a haber regulaciones. Lo importante es que sean sencillas, transparentes y  aporten seguridad jurídica, y no siempre es el caso. Por ejemplo, nos encontramos con muchísimas personas que tienen dudas sobre cómo deben tributar sus operaciones con criptomonedas.

Y no es de extrañar, cada jurisdicción define sus propios criterios fiscales. En Atani, generamos de manera automática el informe fiscal para más de 30 países, y para cada uno de ellos tenemos que contabilizar diferentes tipos de eventos imponibles y aplicar diferentes criterios contables.

FQ: ¿Creen que las criptomonedas pueden ayudar a la población que no está bancarizada? 

HB: Por supuesto. Crypto es a las finanzas lo que internet ha sido a la información. Internet ha sido capaz de reducir radicalmente los costes de transmitir y almacenar información, haciendo posible que miles de millones de personas en el mundo tengan acceso en tiempo real a la información que se genera en cualquier parte del mundo. Eso ha hecho que cualquier persona que tenga un móvil, tenga, en la palma de su mano, una puerta abierta al conocimiento que la humanidad ha acumulado desde que existe la escritura.

De la misma manera, la tecnología crypto, está reduciendo radicalmente los costes de transmitir y almacenar riqueza (o valor). Estamos construyendo un nuevo sistema financiero en el que cualquier persona que tenga acceso a internet pueda pagar, cobrar, invertir su patrimonio, prestarlo, intercambiarlo, usarlo como colateral, custodiarlo o asegurarlo. 

En el mundo financiero tradicional, para hacer muchas de esas cosas, se requiere tener acceso a una infraestructura que es costosa y que no todo el mundo se puede permitir (sucursales físicas, banqueros, asesores, analistas, centros de operaciones, cámaras de compensación, etc.). El software, internet y los protocolos descentralizados del ecosistema de cripto resuelven ese problema.

La tecnología ayuda a “bancarizar” porque nos permite reducir radicalmente los costes de servicio y dar muchísimo valor de manera gratuita. Como hacemos en Atani, donde ofrecemos a cualquier persona herramientas gratuitas para gestionar mejor sus criptomonedas.

Te puede interesar: