Bitcoin se beneficia de la inflación en EE.UU., que alcanza su nivel más alto en 13 años, y los salarios caen a su nivel más bajo en el siglo XXI

Bitcoin (BTC) obtuvo más publicidad gratuita esta semana, ya que los datos de la inflación mostraron que los precios están aumentando más rápido de lo que incluso los expertos habían previsto.

El último informe del Índice de Precios al Consumo (IPC) del 10 de junio de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos (BLS) también reveló que los ingresos medios por hora de los trabajadores estadounidenses están en su punto más bajo de este siglo.

La inflación vuelve a los niveles de 2008

Uno de los mejores amigos de Bitcoin es la inflación. Su naturaleza intrínsecamente deflacionaria permite a sus usuarios ahorrar para el futuro sin preocuparse de que la inflación erradique el valor de esos ahorros.

Desde que comenzó el Covid-19, los bancos centrales han lanzado programas de impresión de dinero sin precedentes, y las consecuencias se están haciendo preocupantemente claras. 

En mayo de 2021, doce meses después de que el virus de la gripe aviar comenzara a hacer estragos en todo el mundo fuera de China, el IPC de Estados Unidos subió un 0,6%.

Esta cifra es un 5% superior a la del mismo mes del año pasado, y significa que la inflación estadounidense está ahora en su punto más alto desde 2008, el año de la Crisis Financiera.

«El informe del IPC de mayo muestra que las categorías sensibles a la reapertura dominan las presiones de los precios por segundo mes consecutivo», dijeron los analistas de Bloomberg en los comentarios que acompañan al informe.

Gráfico del IPC de Estados Unidos. Fuente: BLS

Como era de esperar, los defensores de Bitcoin se apresuraron a dar la alarma.

«Estados Unidos acaba de alcanzar una tasa de inflación récord de 13 años. Esto fue inesperado por los políticos y los economistas», comenzó Dan Held, líder de crecimiento en el exchange Kraken en una serie de tweets.

«Para un individuo de inteligencia media, era totalmente intuitivo dada la impresión masiva de dinero (estímulo) que ocurrió desde el COVID».

Held señaló que los salarios no habían seguido el ritmo de los cambios, lo que significa que los trabajadores estadounidenses estaban ganando en promedio por hora menos que en cualquier momento del siglo XXI cuando se ajustó.

«Los salarios no siguieron el ritmo de la inflación, por lo que los trabajadores se empobrecieron. Los salarios son más «rígidos» que los precios, que pueden ajustarse más fácilmente», concluyó.

El IPC oculta las verdaderas tasas de inflación

Otras figuras de Bitcoin han aprovechado la inflación de los últimos años como ejemplo de cómo el sistema monetario fiat engaña a los que obliga a participar.

Aunque el IPC sigue pareciendo relativamente bajo en términos porcentuales, hay una plétora de activos que no se incluyen en el indicador. Por ejemplo, los productos y servicios que dan seguridad al ciudadano de cara al futuro, como los bienes inmuebles y las matrículas universitarias.

El CEO de MicroStrategy, Michael Saylor, y Saifedean Ammous, autor de «The Bitcoin Standard», se han manifestado especialmente sobre la disparidad.

«El IPC es una medida engañosa de la inflación», argumentó Saylor en marzo.

«La volatilidad es una medida engañosa del riesgo. La primera nos distrae del problema, mientras que la segunda nos distrae de la solución.»

Sigue leyendo: